Papa Francisco pide defender a la Iglesia de ataques del diablo

El Papa Francisco clausuró este sábado el Sínodo de los Obispos con un llamado a los fieles a defender a la Iglesia con la oración y la penitencia, de los ataques que el "Gran Acusador" realiza a causa de los pecados de sus hijos.

Sin embargo, advirtió que “el Gran Acusador” aprovecha los pecados de los hijos para atacar a la Iglesia. “Dice en el primer capítulo de Job que gira y gira por la tierra buscando a quien acusar” y “en este momento nos está acusando fuerte” y “esta acusación se convierte en persecución”.

El Pontífice añadió que las acusaciones del diablo también “se convierten en otro tipo de persecución, acusaciones continuas para ensuciar la Iglesia. Y la Iglesia no se ensucia: los hijos ‘estamos todos sucios’, pero la Madre, no”.

Por ello, dijo, “es el momento de defender a la Madre: y a la Madre se defiende del Gran Acusador con la oración y la penitencia. Sigamos haciéndolo. Es un momento difícil, porque el Acusador a través nuestro ataca a la Madre, y a la Madre no se toca. Esto quiero decirlo de corazón al final del Sínodo”, expresó.

En Nicaragua el gobierno de Daniel Ortega ha realizado una fuerte campaña de difamación contra el obispo auxiliar, monseñor Silvio Báez a quien ha llamado como "asesino golpista", por la publicación de unos audios en donde suspuestamente Báez  "deja en evidencia planes criminales, golpistas y terroristas con el fin de seguir desestabilizando al pueblo de Nicaragua".