Renuncia el secretario de Justicia Jeff Sessions

Jeff Sessions / Cortesía

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, renunció el miércoles, un día después de las elecciones de medio término, en las que el partido republicano amplió su mayoría en el Senado y perdió varias posiciones en la Cámara de Representantes.

Sessions presentó su carta de renuncia al presidente Trump, quien indicó a través de su cuenta de Twitter que el jefe de despacho de Sessions, Matthew Whitaker, será el secretario de Justicia interino.

Trump agradeció a Sessions por su servicio y le deseó lo mejor. El presidente estadounidense también señaló en la red social que anunciará más adelante el nominado para reemplazar permanentemente al secretario de Justicia.

En una conferencia de prensa previa, el presidente Trump celebró la victoria, pero anunció que haría algunos cambios en su gabinete, pero sin dar detalles.

ABC News cita la carta de renuncia, que fue entregada al jefe de despacho de Trump, el general John Kelly, en la cual Sessions dice que su renuncia es efectiva de inmediato.

"A su pedido, presento mi renuncia", escribió Sessions en la carta sin fecha dirigida al presidente.

"Desde el día en que tuve el honor de ser juramentado como Secretario de Justicia de Estados Unidos, vine a trabajar en el Departamento de Justicia, cada día decidido a cumplir con mi tarea y a servir a mi país", escribió el fiscal general.

"Lo he hecho lo mejor que he podido, trabajando para apoyar los procesos legales fundamentales que son la base de la justicia", agregó.

Las tensiones entre el presidente Trump y el fiscal general comenzaron en marzo de 2012, cuando Sessions se apartó de la investigación de Rusia y el vicefiscal general Rod Rosenstein asumió la supervisión de la pesquisa, nombrando poco después al fiscal especial Robert Mueller, para supervisar la investigación de Rusia, lo cual disgustó al presidente.

La salida de Sessions, que fue uno de los partidarios más vocales y más antiguos de Trump durante la campaña de 2016, se esperaba desde hace semanas. Sin embargo, la noticia expuso de inmediato nuevas divisiones entre el presidente y muchos legisladores republicanos que consideran a Sessions como un campeón del movimiento conservador, indica el diario USA Today.