Casa Blanca otorga autoridad a tropas para proteger personal en frontera

Mattis confirmó que se le había otorgado la autoridad adi...

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dijo el miércoles que se le había otorgado autoridad para permitir que las tropas de la frontera mexicana tengan mayores poderes para ayudar a proteger a los funcionarios fronterizos, y que esperan instrucciones del Departamento de Seguridad Nacional.

Reuters informó el lunes que era probable que la Casa Blanca otorgara autoridad a las tropas para proteger a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza estacionados a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México si son amenazados por inmigrantes que buscan cruzar hacia el país.

El miércoles Mattis confirmó ante periodistas que se le había otorgado la autoridad adicional, pero que está a la espera de una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) antes de decidir cómo usarla.

"Tengo la autoridad para hacer más, ahora veremos lo que me pide", dijo Mattis, refiriéndose a la secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen. Explicó que no tenía intención inmediata de cambiar la misión.

Mattis dijo, dependiendo de la solicitud del DHS, que las tropas pueden tener poderes para detener temporalmente a los migrantes, pero no la autoridad para arrestarlos. Solo se les permitiría detener a los migrantes por "minutos, ni siquiera horas", mientras se los entregan a los agentes fronterizos.

Además comentó que las tropas podrían ayudar a proteger a los agentes fronterizos con escudos y porras, pero serían desarmados.

Dos funcionarios estadounidenses, hablando bajo condición de anonimato, dijeron que una nota firmada por el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, le dio a Mattis la autoridad para proteger a los agentes de inmigración y, si fuera necesario, podría incluir acciones como el uso de la fuerza letal, el control de multitudes, la detención temporal y búsquedas superficiales.

El despliegue de alrededor de 5,800 tropas en servicio activo en la frontera de México para reforzar las defensas antes de la llegada prevista de una caravana de migrantes, en su mayoría hondureños, ha suscitado preguntas en el Congreso y entre los expertos legales sobre el despliegue de tropas en el territorio de los Estados Unidos.

El Pentágono ha dicho en el pasado que no había planes para que las fuerzas de los EE. UU. interactúen con los migrantes y que han estado realizando tareas de apoyo.

La Ley Posse Comitatus, una ley federal en los libros desde la década de 1870, restringe el uso del Ejército de EE. UU. y otras ramas principales del ejército para la aplicación de la ley civil en el territorio de los EE. UU., a menos que el Congreso lo autorice específicamente.

"No hay ninguna violación de Posse Comitatus, no hay ninguna violación aquí", dijo Mattis.

Cuando se le preguntó si la misión fronteriza podría extenderse, Mattis dijo que dependía de la situación, pero al menos algunas tropas volverían a casa antes de Navidad. También dijo que a las nuevas tropas se les podrían asignar nuevas misiones.

Con información de Reuters