Costa Rica rechaza "burda e hipócrita campaña" del gobierno de Nicaragua

Insta a Ortega a cesar "violaciones sistemáticas de los derechos humanos" de los nicaragüenses.

El gobierno de Costa Rica expresó su repudio por la "burda e hipócrita campaña mediática por parte del gobierno de Nicaragua", tras los incidentes ocurridos días atrás en el Río Niño, en la zona fronteriza de Upala, donde un comerciante nicaragüense murió y otros cinco fueron detenidos por la Fuerza Pública costarricense.

En un comunicado emitido la noche del lunes en San José, la Cancillería costarricense atribuye el manejo oficial de las las autoridades de Managua en torno a los hechos, a un interés del presidente Daniel Ortega de "desviar la atención sobre su situación interna, mediante la descarada manipulación de la información".

Destacó que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) está investigando lo ocurrido. Sin embargo, el gobierno de Nicaragua ha difundido internacionalmente su versión, mediante la cual intenta "explotar la muerte del señor Henry Ruiz distorsionando gravemente los hechos".

"Por lo anterior, Costa Rica repudia esta burda e hipócrita campaña mediática por parte del gobierno de Nicaragua, y hace un llamado a la comunidad internacional a redoblar esfuerzos para lograr que el Gobierno de Nicaragua cese sus violaciones sistemáticas a los derechos humanos de toda su población y que eventualmente el país pueda retomar la senda democrática", subraya el comunicado.

El bote donde viajaban los nicaragüenses el día del incidente. (Foto: La Teja)

Al respecto señala que también Costa Rica se ha visto directamente afectada por la crisis nicaragüense, ya que entre abril de 2018 y julio de 2019, el país recibió a 68.638 solicitantes de refugio provenientes de Nicaragua (cuando en 2016 y 2017 la cifra total de solicitantes de refugio fue de 68 y 67 personas respectivamente), a la vez que la crisis económica nicaragüense repercute también en la economía costarricense.

"Costa Rica recuerda que la grave crisis que se vive en Nicaragua a partir del 18 de abril de 2018 ya ha cobrado la vida de más de quinientos ciudadanos nicaragüenses a manos de funcionarios del gobierno de Nicaragua, además de cientos de detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, obstrucción del acceso a la atención médica, malos tratos, tortura y violencia sexual en los centros de detención, represión de manifestaciones pacíficas, criminalización de líderes sociales, protestantes y periodistas, y cierre de medios de comunicación, entre otra serie de abusos y violaciones a los derechos humanos, que ya han sido estudiados y documentados por la propia Comisión Interamericana de Derechos y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos", señala el informe.

Aquí el enlace al comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica:

https://www.rree.go.cr/?sec=servicios&cat=prensa&cont=593&id=4931

La mercadería que trasladaban los nicaragüenses en la zona de Río Frío.  (Foto: La Teja)