Ex presidente Peña Nieto gastó un millón de pesos en artículos de limpieza

Los gastos incluían compras de rastrillos desechables, pasta y cepillo dental, en agua de tocador para dama y caballero, gel fijador para cabello y corta uñas.

El ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, gastó 1,074,670 pesos en artículos de limpieza personal utilizados en los vuelos presidenciales. El dato fue revelado por el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

La cifra sólo corresponde al 27 de octubre de 2017, cuando el gobierno de Peña Nieto gastó 47,28 pesos en rastrillos desechables; 41,225 en pasta y cepillo dental; 157,852 en agua de tocador para dama de la marca Carolina Herrera; 242,300 en agua de tocador para caballero de la misma marca; 70,435 en gel fijador para cabello; 36,627 en esponja lustradora y 16,208 en corta uñas.

El 6 de julio de 2018, adquirieron para el mismo concepto, 181,424 pesos en papel higiénico blanco; 24,360 en mini rollos de papel; y 11,020 en detergente neutro. El monto total haciende a 216,804 pesos.

El derroche de recursos fue dado a conocer en la conferencia de prensa matutina del presidente, quien responderá las preguntas surgidas a raíz de este información hasta el lunes. También aseguró que hay más información sobre los gatos en insumos de Peña Nieto.

Las cifras están respaldadas con facturas, las cuales supuestamente se mostrarán a la prensa. Los gastos no fueron reportados en la anterior administración porque los hacía el Estado Mayor Presidencial, quienes no tenían que reportarlo bajo el argumento de seguridad nacional, dijo López Obrador. Según el presidente, en estos casos se utilizaban mecanismos de evasión fiscal, "porque es muy probable que sean facturas falsas".

El presidente atribuyó los presupuestos apretados y la aplicación de gasolinazos a los gastos que se hacían también en tecnología. "Si se hace un inventario de cuánto se gastaba en equipos, drones, sistemas de vigilancia, monitores, es un poco lo que sucedía en la compra de aviones y helicópteros, en 10 años creo que destinaron como 70,000 millones de pesos".

La administración de López Obrador no comprará artículos de limpieza porque "hay muchísimas cosas en almacén" y en caso de comprarse se adquirirá "lo mínimo porque se compraba demás". Hizo un llamado para que esta acción se replique en las dependencias del gobierno federal, estatal y municipal.

Este es un nuevo capítulo en la polémica del avión presidencial adquirido por Enrique Peña Nieto en 2015, mismo que López Obrador se negó a utilizar y puso a la venta. Sin embargo, la aeronave no ha podido ser vendida debido al lujoso diseño con el que fue modificada al interior.