Iglesia católica de Panamá aparta a tres sacerdotes por escándalo sexual

También se revelan audios de WhatsApp de otros posibles encuentros sexuales de sacerdotes, a los que se les ofrece compañía con otros hombres, incluido un menor de edad nicaragüense

La Iglesia católica de Panamá apartó de sus funciones a tres curas por conductas "inapropiadas" y "escandalosas", después de que un medio digital revelara encuentros sexuales de sacerdotes con hombres, incluido un menor.

El portal panameño Claramente publicó el Viernes un video en el que un joven venezolano, que supuestamente trabaja en una iglesia de la capital haciendo labores de mantenimiento, denuncia que varios sacerdotes se aprovechan de su situación de vulnerabilidad y le pagan por tener relaciones sexuales.

"Acabo de ser contratado por un sacerdote, un párroco de la Iglesia católica aquí en Panamá. No es la primera vez, lo hace tres y cuatro veces por semanas. Él me contrata con el fin de tener relaciones sexuales, que yo le haga sexo o él a mí, y lo hago por la necesidad que tengo en este país", dice el joven en el video.

En un escueto comunicado, la Iglesia aseguró que "se siente profundamente herida y avergonzada" y que los sacerdotes Rogelio Topin, Orlando Rivera y Karl Madrid llevan separados de sus funciones desde el pasado 6 de septiembre.

"Hasta el momento, la Iglesia Arquidiocesana no ha sido informada de que exista alguna acusación en contra de estos presbíteros, pero se ha tomado esta previsión de suspenderlos con el fin de restablecer la justicia, procurar la conversión del clero y reparar el escándalo causado", agregó el comunicado.

También se revelan audios de WhatsApp de otros posibles encuentros sexuales de sacerdotes, a los que se les ofrece compañia con otros hombres, incluido un menor de edad nicaragüense.