La UNICEF alerta sobre la precaria situación de miles de niños venezolanos

La UNICEF informó este martes que necesita al menos seis millones de dólares para ayudar a 60 mil niños venezolanos a matricularse en escuelas y mantenerse estudiando, a través de la provisión para programas de alimentación escolar.

También hacen falta tres millones de dólares para ayudar a casi 400 mil niños venezolanos contra enfermedades evitables en los próximos tres meses.

La apelación forma parte de un reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia divulgado este martes que afirma que una falta de financiamiento para los programas para zonas de conflictos y desastres que pone en peligro las vidas y el bienestar de millones de niños en todo el mundo.

La UNICEF informó que de una apelación humanitaria de 4.000 millones de dólares, sólo ha recibido el 54 por ciento de esas contribuciones al entrar en el cuarto trimestre de 2019. Los fondos ayudarían a proveer este año servicios básicos de atención de la salud, educación, nutrición y protección de 41 millones de niños en 59 países. “Millones de niños vulnerables en todo el mundo están sufriendo las graves consecuencias de crisis humanitarias de gran complejidad” dijo la directora ejecutiva del fondo de la ONU, Henrietta Fore.

“Sin recursos adicionales, estos niños no irán a la escuela, no serán vacunados, no recibirán la nutrición adecuada ni serán protegidos de la violencia y los abusos”, agregó. “Mientras (la UNICEF) sigue apelando por un final de los conflictos y una mejor capacidad para emergencias, necesitamos apoyo adicional de los donantes que nos ayuden a cumplir con las más básicas necesidades de los niños”.

Venezuela ocupa el cuarto lugar entre los países que necesitan más contribuciones, después de Pakistán, Camerún y Burkina Faso. Otros lugares con emergencias de gran escala, como Siria, Yemen, la República Democrática del Congo y Bangladesh tampoco tienen recursos suficientes.

En América Latina, la UNICEF menciona también el caso de Haití, donde necesita dos millones de dólares para proporcionar nutrición básica a más de 19.000 niños que necesitan asistencia urgente, y dos millones de dólares más para programas de reunificación familiar y de servicios para niños sin compañía o separados de sus familiares.

Si esta falta de financiamiento persiste hasta fines del año, la UNICEF afirma que las consecuencias para los niños serían desastrosas.