ONU expresa preocupación por protestas mundiales

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, manifestó el viernes la preocupación sobre las recientes protestas que se han generado a escala mundial.

Desde Europa, Asia, América Latina y África, millones de personas han salido a protestar por distintas razones, expresando el malestar por temas que van desde la corrupción política, los recortes en subsidios, el aumento en el costo de vida, hasta simplemente indignación ante las injusticias sociales.

"Está claro que existe un creciente déficit de confianza entre las personas y los establecimientos políticos y crecientes amenazas al contrato social. El mundo también está luchando con los impactos de la globalización y las nuevas tecnologías, que han aumentado las desigualdades dentro de las sociedades", dijo Guterres.

El secretario recordó que lo que la gente quiere es igualdad de condiciones, incluidos los sistemas sociales, económicos y financieros. "Quieren que se respeten sus derechos humanos y que tengan voz en las decisiones que afectan sus vidas", agregó.

En las últimas semanas, las protestas multitudinarias han logrado que gobiernos se vuelvan sobre decisiones que eran consideradas perjudiciales sobre las mayorías ciudadanas.

En Ecuador y Chile, por ejemplo, las protestas lograron que los presidentes Lenín Moreno y Sebastián Piñeira se retractaran sobre recortes en subsidios y aumentos en los costos de transporte tras sendas marchas que dejaron decenas de heridos, arrestados y lamentablemente fallecidos.

Al respecto, del uso de la fuerza, Guterres instó a las fuerzas de seguridad a actuar "con la máxima moderación, de conformidad con los derechos humanos internacionales".

"No puede haber excusas para la violencia, de cualquier parte. Sobre todo, insto a los líderes de todo el mundo a escuchar los problemas reales de las personas reales", dijo.

Solicitó además a los gobiernos a que tomen acción para construir una globalización justa, fortalecer la cohesión social y enfrentar la crisis climática, que son precisamente los objetivos de la Agenda 2030 y el Desarrollo Sostenible.