Presidente de Chile firma decreto para levantar estado de emergencia

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este domingo que firmó los decretos necesarios para levantar el estado de emergencia que rige varias regiones del país suramericano. El mandato sería efectivo a partir de las media noche del lunes 28 de octubre (hora de Chile).

Con este levantamiento del estados de emergencia, los militares tienen que abandonar las calles. Esto después de alrededor de una semana a cargo del orden público.

La confirmación fue dada a conocer por medio de un comunicado de prensa y publicada inmediatamente después por varios medios locales.

"Con el objetivo de contribuir a que Chile recupere la normalidad institucional, el presidente de la república ha firmado los decretos requeridos para que, a partir de las 00.00 de este lunes 28 de octubre, se levante el estado de emergencia en todas las regiones y comunas que se había establecido", apuntó el comunicado.

La decisión se dio a conocer el mismo día que se revelaron los resultados de una encuesta de la firma Cadem, que midió la aprobación al mandatario y el modelo económico.

La encuesta reveló que el apoyo a Piñera, se desplomó a un mínimo de 14%.

Se trató del menor nivel de aprobación arrojado por la encuesta para un gobernante en Chile desde el retorno a la democracia en 1990. El mínimo anterior lo había registrado en 2016 la expresidenta socialista Michelle Bachelet, con un 18%, también de acuerdo a Cadem.

La desaprobación al gobierno de Piñera se empinó a un 78%, según los resultados del sondeo divulgados por el diario local La Tercera.

Chile fue sacudido esta semana por un estallido social con las mayores protestas desde el final de la dictadura (1973-1990), en las que una multitud exigió un modelo socioeconómico más justo, mayor acceso a servicios de salud y educación pública de calidad.

Los manifestantes también pidieron la renuncia de Piñera y de su ministro del Interior, Andrés Chadwick, cuestionados por haber decretado un estado de emergencia que dejó el control del orden público en manos de los militares.

Las protestas dejaron al menos 17 muertos y más de 6.000 detenidos, de acuerdo a la fiscalía, que además investiga denuncias sobre uso excesivo de la fuerza en la represión de las manifestaciones. Una misión de derechos humanos de la ONU visitará Chile esta semana para examinar estas denuncias.

Los resultados del sondeo, tomado entre miércoles y jueves de esta semana antes de una multitudinaria marcha el viernes, que llevó a más de un millón de personas a las calles, se conocen mientras se espera que Piñera nombre un nuevo gabinete tras pedir el sábado la renuncia a todos sus ministros.

“Piñera ya venía con una tendencia de aprobación a la baja”, dijo a Reuters Roberto Izikson, que lidera los estudios de opinión pública en Cadem.

“Pero habrá un antes y un después tras la marcha del viernes. Vamos a ver cómo el gobierno mueve las pocas fichas que le quedan para poder enfrentar esta nueva etapa. El presidente ya anunció que pidió la renuncia a su gabinete, vamos a ver a qué ministros nombra”, añadió.

Antes de anunciar la salida de sus ministros, Piñera había anulado el alza de las tarifas del tren subterráneo en la capital y propuesto un paquete de medidas como elevar pensiones y sueldo básico, y mejorar el acceso a la salude, en un intento por frenar el estallido social.