EE.UU. confirma presencia del ELN y disidencias de las FARC en Venezuela

Los lazos entre Ejército de Liberación Nacional (ELN), las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y Venezuela son fortalecidos por la falta de control en las fronteras y la corrupción en el país, según un informe sobre terrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Las fronteras porosas [de Venezuela] ofrecieron un ambiente permisivo” para los grupos que EE.UU. denomina “terroristas”, expuso el informe, basado en información recopilada por el gobierno estadounidense el año pasado.

Los lazos financieros entre los disidentes de las FARC, el ELN y otros grupos paramilitares “facilitaron la corrupción pública y esquemas de sobornos a funcionarios del gobierno venezolano y miembros de las fuerzas armadas” , escribió el departamento de Estado en el reporte publicado el viernes.

Según el gobierno estadounidense, ha habido denunciadas de cooperación entre disidentes de las FARC y el ELN en “áreas de retenes de carretera, distribución de comida subsidiada, reclutamiento de comunidades indígenas” y tráfico ilegal de narcóticos y oro.

El informe también afirma que, tanto personas ligadas a los grupos guerrilleros, como “partidarios” y simpatizantes del grupo libanés Hezbollah, denominado como terrorista por EE.UU., tienen presencia en Venezuela.

Sobre este último, el informe también especificó que el grupo “continuó su larga historia de actividad” en la región incluyendo su uso de financieros que operan en la zona fronteriza entre Argentina, Brasil y Paraguay.

Sobre Colombia, el informe resaltó que el país vivió un “modesto incremento en actividad terrorista”, principalmente por los retos de seguridad en áreas que fueron dejadas por las FARC como parte del acuerdo de paz de 2016.

Según el informe, entre 1000 y 1700 individuos que “nunca se desmovilizaron o que dejaron el acuerdo de paz” siguen llevando a cabo “actividades criminales” o terroristas “particularmente en regiones fronterizas y áreas previamente controladas por las FARC”.