MAS quiere a Evo Morales como jefe de campaña para las próximas elecciones

Así lo afirmó el líder de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque. El partido aún no decidió quién será el candidato en lugar del ex presidente
CLAUDIO CRUZ/AFP

El Movimiento al Socialismo (MAS) tiene la intención de que su líder, el ex presidente Evo Morales, sea el jefe de campaña presidencial de cara a los comicios que se celebrarán el año que viene. Así lo confirmó el jefe de la Cámara de Diputados de Bolivia y miembro del MAS, Sergio Choque.

“Si el Gobierno (interino de Jeanine Áñez) permite su retorno, (Morales) va a ser nuestro jefe de campaña nacional”, indicó Choque en contacto con la prensa. Y agregó: “sigue siendo el presidente del MAS y como tal siempre tenemos que coordinar con él todo lo que se vaya a decidir en el congreso”.

LEA TAMBIÉN: ¿Quiénes son hasta ahora los posibles candidatos a la presidencia de Bolivia?

No obstante, Choque explicó que aún no se ha definido una fecha y lugar para el congreso del MAS.

Morales se encuentra exiliado en México, país al que fue luego de renunciar a la presidencia en medio de una ola de violencia, producto de una elección marcada por denuncias de fraude. El 10 de noviembre la Organización de Estados Americanos advirtió en un informe preliminar de “graves irregularidades” en esos comicios y ese mismo día Morales anunció su renuncia a la Presidencia tras casi catorce años en el poder luego de que así se lo pidieran las Fuerzas Armadas.

El partido todavía no ha definido quien será su representante en lo que serán las primeras elecciones sin Morales en 15 años. No obstante, algunas figuras ya se perfilan como posibles candidatos. Una de ellas fue Eva Copa, mencionada como presidenciable por su desempeño en la concertación. Sin embargo, ella misma aseguró que concluirá su gestión parlamentaria el 22 de enero para atender a su familia.

En el partido de Morales se ha mencionado como sus posibles sucesores al dirigente cocalero Andrónico Rodríguez, que apareció en algunos afiches como posible candidato, a la senadora Adriana Salvatierra y al ex canciller David Choquehuanca, que llevaría como compañero de fórmula al ex ministro de Economía Luis Arce.

Adriana Salvatierra, Foto: REUTERS/Luisa Gonzalez

Las principales figuras políticas del país andino también han anunciado su intención de competir. Carlos Mesa, el principal candidato opositor y quien sacó la segunda mayor cantidad de votos en los comicios del 20 de octubre, lo confirmó a través de su compañero de fórmula, Gustavo Pedraza.

También lo hizo, Chi Yung, Chung, que obtuvo el tercer lugar en las últimas elecciones. Y Tomasa Yarhui, de origen indígena, tendría interés de participar junto al ex presidente Jorge Quiroga.

Sin embargo, quienes probablemente ocupen un rol protagónico junto al MAS y la fórmula de Mesa sean los cívicos Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, considerados por sectores ciudadanos como dos de los principales “héroes”del movimiento que se movilizó durante 21 días contra el fraude electoral del 20 de octubre y que consiguió la dimisión del ex presidente.

El viernes, Camacho anunció su renuncia a la presidencia del Comité Cívico de Santa Cruz para ir "por otro sueño. otro anhelo aún más fuerte: ser Presidente de la República de Bolivia y poder, desde ahí, servir con todas mis fuerzas para ver a mi patria próspera, unida y libre, donde todos juntos construyamos un mejor futuro para nuestros hijos, algo que hoy es más posible que nunca”, según escribió en un comunicado.

El lunes, en tanto, Camacho firmó un documento en el que manifiesta su voluntad de llegar a un acuerdo con el Movimiento Nacionalista Revolucionario, de tendencia derechista. Este será sometido a un comité político. Según reporte el equipo del líder cívico, también se firmó acuerdos preliminares de alianzas con el Partido Demócrata Cristiano (PDC), el Partido de Acción Nacional (PAN BOL), la Unidad Cívica Solidaridad y con los delegados departamentales del Frente Revolucionario de Izquierda.

Mientras tanto, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Bolivia se encuentra en pleno proceso de elección de vocales, quienes, una vez elegidos, deberán llamar a elecciones.