Autoridades investigan el origen del incendio que ha consumido al menos 150 hogares en Valparaíso

Al menos 150 casas destruidas, cerca de 2.000 personas sin luz eléctrica y 12 bomberos lesionados es el saldo del voraz incendio forestal que afecta a la ciudad de Valparaíso desde la tarde de este martes, que aún se mantiene activo y que las autoridades investigan como posible hecho premeditado.

El siniestro afectó los cerros Rocuant y San Roque en la parte alta de Valparaíso. El ministro del Interior Gonzalo Blumel informó que "hay 150 viviendas que han sido destruidas por este incendio" y "150 las hectáreas afectadas", en un informe desde la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en Santiago.

El número de hogares afectados podría aumentar. Las autoridades siguen realizando un catastro en la medida que el fuego lo permite, por lo que no se descarta que la cifra se acerque a 200 viviendas destruidas.

El Gobierno dispuso un fiscal con dedicación exclusiva para investigar las causas del incendio, el que habría sido intencional. "Cuesta mucha comprobar la intencionalidad de los incendios, pero según PDI y Carabineros (policía chilena) las probabilidades de que este incendio haya sido intencional son altísimas", dijo el ministro de Agricultura, Antonio Walker citado por El Mercurio.

El alcalde de la ciudad, Jorge Sharp, dijo que "todo hace indicar que acá hubo intencionalidad, premeditación", según el mismo medio. "Exigimos saber quénes son, qué intenciones los llevan a actuar de esta manera", agregó además de informa que interpondrán querellas contra quienes resulten responsables.

Decenas de dotaciones de Bomberos y aeronaves tratan de controlar la situación desde tierra y aire, incluidos dos helicópteros capaces de cargar y lanzar 2.600 galones de agua.

El siniestro ocurrió en los cerros Rocuant y San Roque, que se juntaron cerca de la población La Isla, en la que docenas de viviendas quedaron consumidas por las llamas sin que vecinos ni Bomberos pudieran hacer nada para impedirlo.

Las autoridades también informaron de que hasta el momento no hay heridos ni víctimas mortales, ya que se decretó la evacuación temprana de la zona afectada. "Estos incendios que ocurren en los perímetros de las viviendas son muy difíciles de controlar. Estamos haciendo todo lo posible para controlar el incendio durante la última hora de vuelos", indicó Walker.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) informó en su último balance de la tarde de que las llamas consumieron una superficie de 100 y 8,5 hectáreas de pastizal, matorral y arbolado en los dos focos activos en Valparaíso.

Además de las viviendas afectadas y la zona forestal, unos 90.000 vecinos de la ciudad puerto se vieron afectados por cortes de energía desde el comienzo del incendio. Desde la Onemi indicaron que se mantiene la alerta roja en la comuna (municipio) de Valparaíso.

Hasta el momento se encuentran trabajando en el lugar 15 brigadas, 2 técnicos, 4 aviones y 4 helicópteros de Corporación Nacional Forestal (Conaf). Desde el cuerpo de Bomberos Voluntarios, son 28 unidades las desplazadas hasta el sector desde la ciudad de Valparaíso, otras 11 desde la vecina urbe de Viña del Mar y otras 15 desde localidades cercanas a la zona.

Además, Carabineros (policía militarizada) desplazó a la zona efectivos para ayudar a la extinción de las llamas y la asistencia a los vecinos afectados, algunos de los cuales fueron trasladados a albergues habilitados por la emergencia.

El Ejército de Chile envió una unidad de Fundamental de Emergencia; el Servicio de Urgencia Médica (SAMU) desplegó sus equipos y la Onemi acompañó las tareas de extinción con otros dos helicópteros.

Corte de agua y sequía

La empresa Esval, encargada del suministro de agua potable en Valparaíso, informó a través de su cuenta oficial en la red social Twitter de que se realizará un corte "solidario" de agua en varias zonas de la ciudad durante la noche para favorecer "el caudal de agua posible" para apagar el fuego.

"La sanitaria hace un llamamiento al consumo responsable y solidario para permitir el máximo apoyo a las labores de contención del fuego", agregaron desde la empresa.

A comienzos de octubre el Gobierno de Chile anunció una inversión de 120.000 millones de pesos (unos 165 millones de dólares) en un plan para la prevención y el combate de los incendios forestales que se esperaban con la llegada del verano austral en el contexto de la peor sequía de los últimos 60 años en el país.

En ese sentido, la región de Valparaíso era la zona más crítica por la escasez hídrica y se encontraba bajo decreto de zona de catástrofe desde hace meses. En los últimos cinco años, Chile ha registrado un promedio de 6.511 incendios por temporada que han afectado una superficie media de 177.000 hectáreas.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ