Papa Francisco pide disculpas por "perder la paciencia" y reprender a una mujer que le agarró bruscamente del brazo

Lo ha hecho de forma improvisada durante su primer mensaje del año, en el que defendió que el cuerpo femenino sea "liberado del consumismo, respetado y honrado".

El papa Francisco reprendió este martes visiblemente molesto a una mujer que le agarró bruscamente de la mano y le empujó hacia ella, mientras saludaba a los fieles en su visita a la plaza de San Pedro tras oficiar la última misa del año.

Este miércoles ha pedido excusas por haber "perdido la paciencia" y por "el mal ejemplo" que dio durante su encuentro con la mujer en la plaza de San Pedro, informa Afp.

La mujer, de rasgos asiáticos, se encontraba junto al resto de fieles tras las barreras de seguridad de la plaza y cuando el papa pasó frente a ella, le agarró de la mano y le atrajo repentinamente hacia ella.

Francisco trató inmediatamente de zafarse de la mujer y, tras lograrlo, le golpeó la mano en señal de reprimenda, visiblemente irritado, mientras sus agentes de seguridad se acercaba en su ayuda, aunque no tuvieron que intervenir.

El encontronazo se produjo en la plaza de San Pedro del Vaticano, adonde el pontífice argentino llegó para visitar el árbol y el Portal de Belén instalados durante el periodo navideño.

Esto sucedió instantes después de oficiar la última misa del año, la de las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios y de agradecimiento por el año 2019.

QUE EL CUERPO FEMENINO SEA " RESPETADO Y HONRADO"

El Papa ha expresado su disculpa de forma improvisada durante su primer mensaje del año y ha reconocido que también pierde los nervios en ocasiones. Sus primeras palabras de este 2020 han sido en recuerdo a las víctimas de la injusticia y la explotación. A ellos, les ha dicho que Jesús les abre la puerta de la fraternidad, "donde pueden encontrar rostros, corazones y manos acogedoras, donde pueden compartir la amargura y la desesperación, y recuperar algo de dignidad".

El Pontífice ha enviado sus mejores "deseos de paz y bien para el año nuevo" y ha recordado que hoy la Virgen" toma en sus brazos, lo muestra, y así bendice" a todos los hombres. Durante la misa, el papa condenó con firmeza la violencia, la humillación y las ofensas que sufren con frecuencia las mujeres y dijo que el trato hacia ellas mide el nivel de humanidad.

"Las mujeres son fuente de vida. Sin embargo, son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre. Toda violencia infligida a la mujer es una profanación de Dios, nacido de una mujer", dijo.

"La salvación para la Humanidad vino del cuerpo de una mujer: de cómo tratamos el cuerpo de la mujer comprendemos nuestro nivel de humanidad", añadió, en una homilía centrada en la figura femenina, pues precisamente el 1 de enero la Iglesia conmemora la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios.

En esta misa celebrada en la basílica de San Pedro del Vaticano, el pontífice argentino lamentó que a menudo "el cuerpo de la mujer se sacrifica en los altares profanos de la publicidad, del lucro, de la pornografía" y es "explotado como un terreno para utilizar".

Frente a estos comportamientos, defendió que el cuerpo femenino sea "liberado del consumismo, respetado y honrado" porque "es la carne más noble del mundo, pues concibió y dio a luz al amor" que salvó a los hombres.

"Una conquista para la mujer es una conquista para toda la humanidad", argumentó el papa Francisco justo delante del Baldaquino de Bernini y ante miles de fieles que acudieron a la basílica para escucharle.

Finalmente hizo un llamamiento para que en 2020 las personas superen la indiferencia, cuiden y atiendan a los demás y se construya "un mundo mejor, que sea una casa de paz y no un patio de batalla".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ