Trump defiende política exterior en acto de campaña en Milwaukee

El presidente Donald Trump reafirmó este martes su política exterior en un acto de campaña política en Milwaukee, donde dijo a miles de sus simpatizantes que ordenó la muerte del general iraní Qassen Soleimani, a quien describió como el terrorista número uno del mundo, para prevenir muertes de estadounidenses.

El acto de Trump en una cancha de basquetbol en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, tuvo lugar al mismo tiempo que los precandidatos presidenciales demócratas celebraban un debate en Iowa con vistas a las primarias.

                                               Trump habló de seguridad, de bombillas e inodoros, en una crítica a las políticas ambientales de los demócratas, y de su capacidad para defender a Estados Unidos de sus enemigos.

"Bernie y la izquierda radical no pueden proteger a su familia ni pueden proteger a nuestro país”, dijo Trump en referencia al precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders.

El ataque que eliminó a Soleimani ha sido criticado abiertamente por los demócratas, que insisten en que el presidente debió consultar con el Congreso y cuestionan si la decisión previno en realidad un ataque inminente contra intereses de Estados Unidos.

"Los demócratas están indignados porque matamos a ese monstruo terrorista, incluso cuando ese monstruo estaba detrás de cientos y cientos de muertes”, dijo Trump.

Soleimani, era “el rey de las bombas en las carreteras. Un gran porcentaje de personas no tienen brazos ni piernas a causa de ese hijo de perra”, agregó.

El mensaje de Trump en su discurso de 90 minutos fue reflejar que él soluciona problemas, desde el terrorismo hasta asuntos más cotidianos.

El presidente volvió a tocar el punto de los dispositivos domésticos modernos que ahorran agua y las bombillas incandescentes, que han desaparecido ante nuevas tecnologías como el led que ahorran más energía.

Trump explicó sus esfuerzos para dar marcha atrás a regulaciones de ahorro de agua y energía, señalando los flujos de agua más débiles en los electrodomésticos y los inodoros.

“Las nuevas bombillas cuestan cinco veces más y uno luce anaranjado”, dijo Trump.

Y “sus platos van a lucir muy bonitos”, prometió.

Wisconsin es uno de los “estados pendientes” que no gana siempre el mismo partido en las elecciones presidenciales. Trump lo ganó en 2016 con un margen de apenas 23.000 votos y los demócratas están tratando de recuperarlo y con ese objetivo programaron su convención nacional de este año en Milwaukee.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ