Se suaviza relación diplomática entre Bolivia y EE.UU.

Con la llegada del gobierno transitorio de Áñez, Bolivia dio un giro y se acercó a Estados Unidos.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos, David Hale, informó el martes las intenciones de su país de intercambiar embajadores con Bolivia tras reunirse con la presidenta interina Jeanine Áñez.

En los últimos 12 años, la relación entre ambas naciones sólo se mantuvo mediante la figura de un encargado de negocios.

                                                         “Como primer paso, Estados Unidos anticipa enviar nuevamente un embajador a La Paz para continuar con estas conversaciones”, dijo un comunicado de prensa de la embajada estadounidense en esta ciudad boliviana. Se agregó que el intercambio de embajadores ocurriría “ante las nuevas oportunidades que se han abierto para el fortalecimiento de las relaciones bilaterales”.

Áñez anunció la vista del funcionario de EE.UU. en su cuenta de Twitter.

En 2008, el gobierno del ahora expresidente Evo Morales expulsó al embajador de Estados Unidos, Philip Goldberg, y posteriormente a la agencia antidrogas de ese país (DEA por sus siglas en inglés) acusándoles de espionaje.

Con la llegada del gobierno transitorio de Áñez, Bolivia dio un giro y se acercó a Estados Unidos, dejando atrás la política que había llevado Morales, quien renunció el 10 de noviembre tras una crisis política postelectoral. Actualmente se encuentra en Argentina.

Hale es la segunda autoridad estadounidense que llega a Bolivia y se reúne con el gobierno actual. La semana pasada, el equipo de Donald Trump envió a su asistente especial y director senior para Asuntos Hemisféricos de Occidente del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone, quien dijo que su visita fue para reforzar los lazos entre ambas naciones y para hablar sobre cooperación en el proceso de las nuevas elecciones del 3 de mayo.

Al respecto, el subsecretario expresó que en Estados Unidos “tenemos diversidad de opiniones. No siempre estamos de acuerdo, pero luchamos por el derecho de todos a ser escuchados, en espacios públicos y en las urnas. Creemos que todos los ciudadanos bolivianos merecen que se escuche su voz el 3 de mayo”.

Hale llegó a La Paz el martes y se reunió con la presidenta y luego con la canciller Karen Longaric. Tiene previsto también viajar a Uruguay.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ