El primer voluntario ya recibió la dosis experimental contra el coronavirus: cuánto durará todo el proceso

La carrera por encontrar la vacuna contra la enfermedad comenzó en Seattle

Este lunes el primer voluntario que participa en el experimento para encontrar una vacuna para el coronavirus recibió la dosis inicial. Así lo informó el lunes el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El primer ensayo clínico para probar una posible vacuna contra el nuevo coronavirus arrancó en Seattle, en medio de una pandemia que ha cobrado la vida de más de 7.000 personas

“El ensayo clínico abierto incluirá la participación de 45 adultos voluntarios saludables de entre 18 y 55 años durante aproximadamente seis semanas”, explicaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en un comunicado. “El primer participante recibió la vacuna experimental hoy”.

Pero los participantes aún tendrán que pasar por diferentes fases para determinar si la vacuna es efectiva y segura. Las autoridades estadounidenses han estimado que si todo sale según lo planeado, pasará entre un año o un año y medio antes de que la vacuna esté disponible.

La vacuna fue desarrollada por los científicos de NIH y la empresa de biotecnología Moderna, con sede en Cambridge, Massachusetts.

La Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI) también proporcionó fondos para la implementación de la prueba

"Encontrar una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección de SARS-CoV-2 es una prioridad de la salud pública", declaró Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

“Esta fase 1 del estudio, lanzada en un tiempo récord, es un paso importante para alcanzar este objetivo”, agregó.

Los coronavirus son esféricos y tienen picos sobresalientes en su superficie, lo que les da la apariencia de una corona. El pico se adhiere a las células humanas, permitiendo que el virus ingrese.

La candidata a vacuna de Moderna contiene la información genética para este pico en una sustancia llamada "ARN mensajero".

Inyectar un ARN mensajero en un cuerpo humano hace que se desarrolle en el interior del cuerpo, desencadenando una respuesta inmune sin necesidad de infectar a la persona con el virus completo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ