EEUU: jubilados y discapacitados no tendrán que declarar impuestos para recibir ayuda federal

El Servicio de Rentas Internas (IRS) será usado para obtener la información bancaria de los contribuyentes qe recibirán ayuda federal.

El Departamento del Tesoro anunció el miércoles que los beneficiarios del Seguro Social que típicamente no presentan una declaración de impuestos recibirán automáticamente el cheque de ayuda gubernamental por 1.200 dólares, informó el diario The Washington Post.

El anuncio representó un giro de la postura de inicios de semana cuando el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) dijo que todos los estadounidenses tendrían que presentar algún tipo de declaración para ser elegibles a recibir la ayuda.

Demócratas y algunos republicanos criticaron al IRS por requerir muchos procedimientos de una población vulnerable para recibir la ayuda, cuando el gobierno ya tiene su información en archivos.

El cambio se produjo mientras la administración Trump busca agilizar la entrega de la ayuda a cada ciudadano ante un rápido declive de la economía ocasionado por la crisis del coronavirus.

“Beneficiarios del Seguro Social que típicamente no están obligados a hacer una declaración de impuestos, no tienen que tomar ninguna acción adicional, y recibirán su pago directamente en sus cuentas bancarias”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

La Ley de Alivio por el coronavirus por 2,2 billones de dólares fue aprobada por el Congreso e instruye a emitir pagos directos a los contribuyentes. Los pagos se harán en base a los datos que cada ciudadano tiene registrado en los archivos del fisco.

Pero la Ley también dice que el Tesoro debe revisar información del Seguro Social para obtener la información de jubilados y discapacitados.

Las críticas no faltaron sobre el IRS luego del anuncio de que los beneficiarios del Seguro Social que no declaran impuestos, deberían enviar un formulario corto de declaración. Ese formulario estaría disponible próximamente.

Más de 15 millones de estadounidenses que reciben sus pensiones del Seguro Social no declaran impuestos porque sus ingresos son demasiado bajos, según el Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas.

Durante la última recesión, cuando el gobierno envió cheques de estímulo a la mayoría de estadounidenses y exigió la declaración de impuestos para recibirlos, unos 3,5 millones de jubilados y discapacitados quedaron fuera del programa porque nunca enviaron su declaración, según un análisis del Tesoro realizado en el 2008.

Mnuchin dijo que los pagos deberían empezar el 17 de abril, primero con depósitos directos y luego con cheques en el correo. Un 60 por ciento de los contribuyentes han dado al IRS su información bancaria para recibir así el reembolso que algunos reciben tras declarar sus impuestos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ