Noticias NicaraguaMigraciónUnicef destaca nivel de organización de campamento de Doña Chica Ramírez en Costa Rica

Unicef destaca nivel de organización de campamento de Doña Chica Ramírez en Costa Rica

Una delegación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF), visitó el campamento para sostener un diálogo con Ramírez, quien agradeció el respaldo dado a la población migrante.

Este año Francisca Ramírez, conocida como "Doña Chica" cumple cuatro años de exilio en Costa Rica. Su vida y la de su familia se vio amenazada en el año 2018 en Nicaragua, producto de la persecución del régimen de Daniel Ortega en contra de manifestantes y opositores.

Doña Chica con mucho esfuerzo, junto a un grupo de unas 20 familias, lograron asentarse en unas tierras en Upala, Costa Rica. Es conocido como el "campamento de Doña Chica" y diferentes organizaciones destacan el alto nivel de organización. El exilio se ha prolongado y el estar organizado es fundamental para garantizar la sobrevivencia.

LEER MÁS: Mujeres de Costa Rica y solicitantes de asilo se unen para salvar una plantación de cacao

Una delegación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF), visitó el campamento para sostener un diálogo con Ramírez, quien agradeció el respaldo dado a la población migrante y sobre todo a los niños que son acogidos en las escuelas costarricense. 

"Gracias por darse cuenta del apoyo que necesitan las niñas y niños de la educación, nos ha tocado la tristeza de salir desplazados de nuestro país y gracias por visitarnos. Y esperamos que esta visita sea para apoyarnos....aquí hemos tenido mucha solidaridad en Upala" dijo Doña Chica a los representantes de Unicef. 

Unos 32 niños del campamento reciben educación preescolar, primaria y secundaria. Los niños extrañan su tierra y familiares que dejaron en Nicaragua, y también agradecen los beneficios obtenidos tras ser recibidos en la Escuela.

"Los profesores son bien generosos, son bien humildes...nos llevan a comer al comedor, las comidas son bien deliciosas" dice una niña del campamento.

¿Extrañan Nicaragua? "Sí, extrañamos nuestro hogar donde vivíamos, los amigos que teníamos allá" asegura la mayor de todas las menores que estaban en grupo realizando sus tareas y pintando.

"Extraño a mi mamita y a un primo" expresó otra de las menores a 100% Noticias. 

La Escuela de San José de Upala, ubicada a unos 4 kilómetros del campamento, es donde estudian la mayoría de los niños. Su directora Karen Pineda Ubau, vive en constante contacto con la población migrante y explicó que el Ministerio de Educación Pública, de Costa Rica, estableció protocolos para recibir a los niños en situación de migración forzada. 

"Se les ha tratado de dar la mejor acogida tanto a nivel de preescolar, primaria, secundaria también. Hay todo un protocolo, dependiendo de la condición que venga cada uno, así se les matricula (...) queremos que se sientan bien, en familia, porque sabemos que ellos en especial vienen de una situación difícil", manifestó la directora del centro escolar.

Los menores reciben varios beneficios, "Se les da uniformes, zapatos, útiles, material didáctico, material artístico, tenemos servicios compensatorios como alimentación, transporte estudiantil, transferencias económicas que tiene el (MEP) también, hay niños becados" añadió Pineda Ubau. 

UNICEF impresionados 

La UNICEF trabaja para dar respuesta a las necesidades en conjunto con el Subsistema Local de Protección a la Niñez y Adolescencia, a la población migrante y la visita al campamento les brinda un panorama más amplio para continuar con la atención. 

Este campamento está compuesto por familias que se han organizado, pagan conjuntamente un terreno que trabajan y en donde producen para el autoconsumo y su subsistencia. Solamente pueden conseguir recursos extra, si venden su fuerza de trabajo muy barato en fincas agrícolas. Doña Ramírez comentó que muchos se van a cortar café, pero la paga es poca. Hoy buscan otras opciones para poder vender sus productos. 

SEGUIR LEYENDO: Parque La Merced, atrae y reúne a nicaragüenses que buscan subsistir en Costa Rica

El campamento tiene una granja de cerdos, de gallinas y ahora seis vacas. Han observado que pueden enfocarse en estos rubros, pues deja ganancias. 

"Doña Francisca es una lidereza, gente como ella debemos de ayudar más, ellos no están pidiendo, sino que están haciendo esfuerzos para cambiar su situación y realmente como veo es una de las comunidades organizadas que ellas toman control, saben su dirección. Con poquito van a salir adelante y pueden contribuir al desarrollo de Costa Rica. Este tipo de iniciativas, es algo que me llevo para dar el mensaje a los otros colegas de Naciones Unidas" aseguró muy impresionada Jean Gough, Directora Regional de UNICEF

Parte de las accione que realiza UNICEF, es ayudarles a la tramitación de los documentos para legalizar a los niños y que éstos puedan ir a las escuelas, "asegurarse que no hay tantas trabajar y darles el conocimiento legal para la documentación. Eso escuche de la mayoría que sin documento se les hace más difícil" dijo Gough, quien es de nacionalidad hondureña. 

Por su parte Patricia Portela de Souza, Representante de Unicef en Costa Rica manifestó que la intención de la visita al campamento de Doña Chica, es para "asegurar que los niños tienen la protección, que tienen derecho de estar en la escuela, que tiene acceso a servicios de salud".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ