Noticias NicaraguaMigraciónEl nicaragüense que perdió sus piernas al caer del tren mexicano “La Bestia”, logró caminar con prótesis

El nicaragüense que perdió sus piernas al caer del tren mexicano “La Bestia”, logró caminar con prótesis

Según datos de las autoridades estadounidense de octubre de 2021 hasta abril de 2022, unos 92,000 nicaragüenses ingresaron a sus fronteras. Solo en el primer trimestre de este año la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha documentado 53,714 casos.

Hace seis años, Dimas Iván Guevara Castellanos (45) perdió sus piernas y tres dedos de una mano cuando cayó del tren apodado “La Bestia” en México. Viajaba de forma irregular, pero el cansancio lo venció y cayó en los rieles del tren en movimiento. Era su cuarto intento de ingresar a Estados Unidos abordando el lomo de “La Bestia”. 

LEER MÁS: Excarcelado político Gustavo Lanzas, quien estudiaba medicina logra asilo político en EEUU

Viajó cuatro días sobre la cima del vagón sin comer y sin dormir. Iba acompañado de dos hondureños y José Miguel Landero, otro nicaragüense y al igual que él originario de Mozonte, Nueva Segovia. El cansancio, los desvelos y el hambre le pasaron factura.

“Caí en las ruedas. El tren comenzó a molerme un pie, después agarró la punta del otro zapato y, como que me enredé. Me dio vueltas y me disparó hacia afuera”, narró al Nuevo Diario Dimas en 2017, estaba recién repatriado de México. 

Su compañero de viaje se lanzó del tren al verlo caer para socorrerlo. Una patrulla policial lo levantó y lo trasladó al hospital General de San Luis, Guanajuato donde se logró recuperar. Gracias a la solidaridad mexicana contactó a su familia en Mozonte.

“Ese día estaba en una promoción escolar y llegó una señora que quería platicar con la mamá de Dimas, entonces nos contó lo que pasó del accidente y en ese momento me desmayé y empecé a llorar y luego le decimos a la mamá de él", contó Elvia Pérez, esposa de Dimas al medio VosTV que le entrevistó en su vivienda.

Dimas fue repatriado en diciembre de 2016, estuvo postrado en una cama, luego pasó varios años en una silla de rueda. Después de seis años ha vuelto a dar sus primeros pasos, gracias a la donación de prótesis que han sustituidos sus piernas.  

"Me siento más cómodo para medio hacer mis movimientos más fáciles porque en una silla de ruedas es más difícil moverse, ya con mi bastón salgo a la calle y hay mucha gente, se admira lo rápido que agilice este problema, porque esto es un problema psicológico", agregó.

SEGUIR LEYENDO: Nicaragüense Jhonny Pravia Salvinias muere ahogado en río Bravo, tenía 23 años de edad

La experiencia migratoria de Dimas refleja la de muchos nicaragüenses que vuelven al país desmoralizado porque los planes no salieron bien. Algunos, adquirieron deudas durante la travesía o incluso mal vendieron sus viviendas y bienes para costear el viaje. 

"No puedo engañar ni desengañar a nadie, el norte ahí está y hay que tener mucho cuidado para ir y no solo por el tren y estas secuelas que tengo yo, sino que también por los peligros del camino que secuestran y matan, hay muchos peligros y muchos riesgos que hay para llegar a ese sueño americano", concluyó.

Actualmente, Dimas se gana la vida en la construcción como albañil, es padre de una hija que estudia medicina en Managua y un hijo en edad escolar. Sus propósitos de sacar adelante a su familia no han variado y en Mozonte es la inspiración de muchos.

El nica que cayó del tren y murió

En 2021, se confirmó el fallecimiento del esteliano Oliver Zeledón de 46 años quien perdió la vida al caer de un tren mexicano cuando intentaba llegar a Estados Unidos. Su cuerpo fue encontrado boca abajo en los rieles el 1 de agosto. 

Su familia lo había reportado como desaparecido en México, pero fue hasta que un acompañante de la víctima que presenció el suceso y para entonces se encontraba en suelo estadounidense informó a la familia.  

LEER MÁS: Carla Sequeira, abogada de CPDH cruza el río Bravo con su hijo, piden asilo político en EEUU

Se supo que era su segundo intento por lograr el sueño americano, días antes de la tragedia había sido deportado de Juárez y ante la falta de recursos para continuar el viaje optó por abordar La Bestia. Zeledón dejó en la orfandad dos menores de edad.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ