Dictador Daniel Ortega reapareció maquillado, minimizó pandemia y no brindó ninguna medida de alivio

El dictador Daniel Ortega reapareció este miércoles tras 34 días de ausencia. Ortega estaba acompañado por la sancionada vicepresidenta Rosario Murillo, una parte de sus ministros, entre ellos la de salud, MIFIC, Hacienda, director del INSS, entre otros.

Ortega habló 32 minutos y no anunció ni una medida de alivio para la población más vulnerable impactada por el coronavirus, que han perdido sus empleos y están con la carga de pagar deudas y recibos de agua, luz y otros servicios.

El mensaje de Ortega estaba previsto para las 2pm, luego lo programaron para las 4 pm y fue hasta las 5:30 que inició su comparecencia.

Según Ortega, su régimen, ha enfrentado la pandemia "con recursos limitados, con mucha disciplina de trabajadores de la salud" que a propósito no tienen equipos de protección para la atención a los pacientes sobre todo cuando llegan al área de emergencia.  

Ortega siguió el ritmo de la sancionada Rosario Murillo y minimizó el impacto del coronavirus y comparó las muertes de covid-19 con otras causas de decesos en Nicaragua.

Además Lea: Miguel Mora: Los 9 puntos que el pueblo quiere oir del dictador Daniel Ortega tras 34 días de ausencia

"Desde el 11 de marzo hasta hoy 15 de abril en Nicaragua tenemos reportado 1,237 personas fallecidas de todas ellas 1 por coronavirus, las otras personas fallecidas...fallecidos por tumores malignos, diábetes, enfermedades renales, infartos, hipertensivas, accidentes de tránsito, accidentes cerebo vasculares, sirrosis hepáticas, asfixia neonatales, neumonía congenita, septisemia, suicidios, ahogamientos, fallecidos por el VIH también, fijense, hemos tenido cuanto dolor también en estas familias, cuanto dolor" señaló el dictador. 

 

Ortega dijo que el país no se puede paralizar.

"En medio de esta pandemia. no se ha dejado de trabajar, porque aqui si se deja de trabajar el país se muere y si el país se muere, el pueblo se muere" señaló un Ortega que lució maquillado y con su ya discurso también trasnochado donde pidió paz, cuando en Nicaragua se vive un completo estado policial y hay presos políticos.

Ortega no brindó datos de cuántas pruebas se han realizado en el país tomando en cuenta que el BCIE ya donó 26 mil pruebas. El dictador defendió las más de 2 millones 600 mil visitas casa a casa que han realizado personal de salud,  trabajadores del Estado y simpatizantes sandinistas. Según Ortega estas visitas permitieron un avance "lento" del coronavirus. 

“Guardando las normas que va dictando el sistema de salud y esto se multiplica por todos lados, y se multiplica no solamente transmitiendo las normas de los medios de comunicación, sino también explicando casa por casa a las familias como protegerse de esta pandemia y eso puede explicar, y explica el porque la pandemia ha avanzado lentamente. No es que no haya entrado a Nicaragua claro que entró y ya provocó un fallecido, pero su avance fue lento y todos vienen de contacto de afuera”, señaló Ortega.

Lea También: Alarma en hospital Alemán: extraoficialmente 5 muertos por neumonía "atípica" y hay más ingresos por coronavirus

"Este es el momento para que se produzcan cambios en el mundo. Esto es una señal de Dios que nos está diciendo, ustedes van por mal camino gastando miles y miles de bombas, atómicas" criticó Ortega que hace un par de años autorizó la compra de tanques rusos para renovar la flota en el Ejército sandinista, dichos tanques tienen un valor de 80 millones de dólares. 

"Dios nos manda esta señal que es una oportunidad de hacer un cambio para la paz" argumentó el dictador.

Según el presidente dictador en Nicaragua, los hospitales que públicos "están dotados de todos los recursos, hasta donde da la capacidad de camas" y agregó que "hay suficientes respiraderos" y Murillo le corrigió que son respiradores.

Leer más: CONFIDENCIAL: Familia de Ossiel Herrera, la primera víctima de covid-19, aguarda un funeral

Ortega señaló que hay suficientes unidades de cuidados intensivos y "reserva de medicamentos" y sacó a relucir el famoso interferón que el régimen lo ha vendido en sus medios como la cura del covid-19, pero hasta la fecha no hay ninguna cura el mundo.

"y algunos medicamentos como interferon que tenemos capacidad de atender a la poblacion en tanto al ritmo que se ha dado" señaló Ortega.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ