UNAB condena aumento de la represión y hostigamiento en Nicaragua

Captura de pantalla

A dos años de la insurrección cívica nicaragüense contra la dictadura de Ortega-Murillo, la Unidad Nacional Azul y Blanco denuncia el aumento de la represión y el hostigamiento por parte del régimen contra opositores.

La UNAB presentó un monitoreo relacionados con la violencia y represión política por parte de la dictadura entre el 15 al 20 de abril, hechos que ya fueron denunciados ante los organismos internacionales. 

-   Isla de Ometepe bajo ataque y militarización. Ataque a pobladores de la Comunidad de Esquipulas, municipio de Moyogalpa. Los pobladores se congregaron la noche de ayer 19, exigiendo la liberación de 5 personas opositoras secuestradas por protestar cívicamente. El régimen desplazó la madruga de hoy 20 de abril a centenares de antimotines para impedir cualquier protesta o movilización, reprimiendo a la ciudadanía con armas de fuego, hiriendo al menos a 2 y secuestrando a otras 4 personas más, siendo un total de 9 las personas secuestradas en Ometepe. En este momento, la entrada y salida de personas a la isla está cerrada, por orden de la jefatura policial.

Leer más: Dos heridos y cinco detenidos dejó ataque policial en Moyogalpa, Isla de Ometepe

-   1 asesinato, reportado por el Movimiento Campesino, con posibles connotaciones políticas del opositor Felix Lacayo, ocurrido en el Palenque Los Chiles, San Carlos, Rio San Juan el 18 de abril en horas de la tarde.

-   39 detenciones ilegales de opositores por razones políticas.

-   132 reportes de asedios a viviendas o negocios de lideres opositores al régimen por parte de paramilitares, en muchos casos bajo la vista y presencia de la Policía Nacional y en distintas partes del país, aunque con mayor zaña en: León, Masaya, Granada, Managua, Jinotega, San Rafel del Sur, Estelí, Matagalpa, Boaco, Juigalpa-Chontales, Río San Juan, Nueva Guinea y Rivas.

-   16 reportes de agresiones a ciudadanos/as, viviendas o templos, dentro de las que se incluyen iglesias.

-   10 allanamientos extrajudiciales a viviendas de opositores al régimen y 10 amenazas directas.

-   7 citaciones a la policía para la firma de “documentos” y amenazas, principalmente contra excarcelados y sus familias.

-   Al menos 3 familias de asesinados fueron asediados y hostigados, en actos privados de conmemoración.

-   1 asedio y hostigamiento a medio de comunicación en Camoapa y 01 secuestro del periodista Denis Alaníz de Pantasma, que labora para Notimax en Matagalpa.

- +80 ciudadanos nicaragüenses permanecen en la frontera del norte del país y +160 ciudadanos de la Costa Caribe nicaragüense permanecen varados en Gran Cayman, sin poder ingresar. Siendo esta una violación a sus derechos y una medida arbitraria típica de una dictadura.

- +70 presos políticos continúan encarcelados en condiciones de hacinamiento y bajo tortura constante. La práctica del régimen sigue siendo el de la puerta giratoria: Excarcela a un pequeño grupo de reos políticos, pero encarcela a una mayor cantidad de personas. Muchos de ellos acusados por delitos comunes que no han cometido.

Leer más: Dejan en libertad a comerciante secuestrado y golpeado por la Policía Orteguista

En conferencia de prensa virtual la Unidad Nacional condena y denuncia a nivel nacional e internacional que, “aún cuando Nicaragua atraviesa una crisis de salud y socioeconómica, agravada por la irresponsabilidad criminal con la que Ortega-Murillo ha manejado el país y la pandemia del Covid-19, el régimen se mantiene en el poder únicamente por la fuerza de las armas y la violación sistemática de nuestros derechos humanos y libertades”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ