Despacho 505: FALSO | Cabinas desinfectantes instaladas por el régimen no son efectivas contra el coronavirus

La OMS no recomiendan el uso de cabinas desinfectantes contra el coronavirus, como los que empieza a instalar el régimen porque “no existe evidencia sobre la eficacia” y advierte sobre daños colaterales en la salud.

Las cabinas desinfectantes que el régimen de Daniel Ortega ordenó instalar en los accesos de instituciones estatales y algunas universidades de Nicaragua no son recomendadas para combatir el nuevo coronavirus. No hay evidencias de que sean efectivas y existen sospechas de riesgos para la salud. 

La tecnología promete bloquear bacterias, gérmenes y virus en tan solo 30 segundos, pero la Organización Panamericana de la Salud (OPS) no la recomienda porque no existe evidencia científica de su efectividad contra el Covid-19. Además, crea una sensación de “falsa seguridad” entre la población que puede asumir que al exponerse a la “desinfección” tienen licencia para prescindir de las medidas básicas y sí efectivas para prevenir el contagio, como el distanciamiento social, el lavado de manos y uso de mascarillas. 

Recuerde Leer: MINSA entrega ataúd empernado a familiares de ciudadano que murió por supuesto derrame cerebral

La alerta más reciente fue emitida el domingo 26 de abril en Honduras: la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomiendan el uso de túneles desinfectantes o sanitización porque “no existe evidencia sobre la eficacia” contra el Covid-19. 

“El uso de túneles desinfectantes o sanitizantes para uso de la población no es recomendación de la OPS/OMS”, comunicó Piedad Huerta, representante de la OPS, a la ministra de Salud de Honduras, Alba Consuelo Flores.  

Por el contrario, Huerta menciona que la inhalación de las sustancias sanitizantes que se emplean en la cámara “puede causar irritación en las vías respiratoria altas y bajas provocando síntomas que pueden ser confundidos con Covid-19″. 

En Nicaragua el régimen de Daniel Ortega ha iniciado a instalar estas máquinas en los accesos a diferentes instituciones y poderes del Estado. La primera en ordenarlo fue la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos. 

PUEDE LEER: MINSA cambia diagnóstico a paciente en hospital privado, de positivo covid-19 pasó a indeterminado

 

En una circular, la presidenta de la Corte orientó a su personal adoptar con “urgencia” una serie de medidas de medidas de prevención y protección ante la amenaza del Covid-19, entre las que se encuentra la instalación de estas máquinas de desinfección.  

ADVIERTEN SOBRE DAÑOS COLATERALES A LA SALUD 

En México, a inicios de abril la Secretaría de Salud también advirtió a la población sobre la implementación de las cabinas: “La concentración del desinfectante podría ser insuficiente para inactivar al virus, y el aerosol generado puede facilitar la diseminación del virus que pudiera estar presente en la ropa, cabello o pertenencias de las personas que pasan por el túnel, aumentando el riesgo de dispersión del virus”.  

El Gobierno de México también coincide en no recomendarlas porque la “inhalación de sustancias desinfectantes podría generar daños en las vías respiratorias, tos, estornudos e irritación de los bronquios, desencadenar ataques de asma, producir neumonitis química e irritación en piel, ojos y mucosas”. 

Según las instrucciones, para que se lleve a cabo el proceso de desinfección, cada persona debe permanecer al menos 30 segundos en el interior de la cabina, se orienta levantar las manos, girar al interior e incluso inclinarse para que todas las partes del cuerpo sean alcanzadas por la sustancia. 

LEER MÁS: Embarazada de 33 años, entre 17 hospitalizados por covid-19 en hospital Alemán, hay 5 intubados

La organización Salud sin Daño incluso duda que el tiempo de exposición cumpla el objetivo de eliminar el virus y así lo argumenta: “Cuando se usa vapor de peróxido de hidrógeno para desinfectar los respiradores N9511, se necesita un ciclo de más de 2 horas. La limpieza de textiles requiere un ciclo de lavado con agua caliente (90°C) con detergente normal para ropa, o la adición de hipoclorito de sodio al ciclo de lavado, o colocar la pieza textil en una solución desinfectante. No existe evidencia que acredite que la aspersión durante 20-30 segundos de un desinfectante en un túnel desinfecte la superficie”. 

Ahora bien, esas sustancias están recomendadas para superficies, de modo que la práctica de rociado y tiempo de exposición representa un riesgo y varía según la condición de cada persona que ingresa a la cabina. 

Según la edad, padecimientos crónicos o condición de embarazo “existe la posibilidad de irritación respiratoria… Eso es preocupante porque el virus se aprovecha de los pulmones debilitados”, apuntan los expertos que desaconsejan su implementación. 

Lea Más: https://www.despacho505.com/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ