Nicaragua: cerca de un centenar de casos de COVID-19 en personal médico

VOA Noticias

 La Unidad Médica nicaragüense aseguró que en el país existen alrededor de 90 casos de contagios de COVID-19 relacionados con el personal de salud, una situación que preocupa a los galenos ante la falta de medidas y protocolos de parte del Ministerio de Salud para proteger a los funcionarios que están en la primera línea de lucha contra la pandemia.

El doctor Javier Núñez, vocero de esta organización dijo a la Voz de América que han recibido información “que hay trabajadores de la salud que ya dieron positivo al COVID-19, trabajadores de los hospitales públicos como de los hospitales privados. Lo que pasa es que por la intimidación, la criminalización que hace el gobierno a los trabajadores de la salud, ellos se estás reprimiendo de dar la información correcta”.

El doctor Núñez recalcó la importancia de descentralizar las pruebas de COVID-19 para realizar diagnósticos tempranos que le permitan a la población en general y al personal médico tomar las medidas necesarias.

Leer más: Dr. Pasquier: "Minsa reunió a directores de hospitales para decirles que se viene en serio"

“Nosotros venimos pidiendo desde hace seis semanas, que debía priorizarse al segmento de la salud pública y privada para realizarse las pruebas, ya que son un segmento que está en intima relación con las personas infectadas”, añadió el doctor Núñez.

Muchos de los casos reportados están en departamentos y municipios en todo el país, y el corresponsal del medio digital Artículo 66 en Masaya, Noel Miranda, relató a la Voz de América que la tensión crece en los centros hospitalarios de este departamento.

Leer más: Casi 600 médicos emplazan al régimen sandinista ante el COVID-19

“En el centro hospitalario Humberto Alvarado en la ciudad de Masaya se han registrado según fuentes internas tres casos de COVID-19, y pese a que el director de este centro asistencial Silvio Jiménez prohibió usar mascarillas y cualquier tipo de protección, ahora si lo están utilizando y ya han habido despidos”, manifestó.

Mientras, la exmisnistra de Salud, Dora María Téllez, aseguró que el gobierno no proporciona al personal médico los medios adecuados para protegerse de la pandemia, “lo que está redundando en un debilitamiento del Sistema de atención para los pacientes”.

De igual manera, medios locales han alertado sobre un brote del nuevo coronavirus en el departamento de Chinandega, en el occidente del país, que habría dejado un fallecido y personal médico contagiado, mientras especialistas advierten que el país se encuentra en la fase cuatro de la pandemia que es la transmisión comunitaria.

La fase de transmisión comunitaria del coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), significa que las autoridades de Salud ya no pueden identificar el nexo epidemiológico del paciente. Ocurre, cuando una persona confirmada con COVID-19 no ha viajado fuera del país, no ha tenido contacto con ningún caso importado ni tampoco con “no importados” o “secundarios”.

Leer más: ¿Sandinistas manipulan foto real de ataúd en Chinandega?

No obstante, los datos oficiales del Ministerio de Salud de Nicaragua no reportan transmisión local comunitaria ni personal médico afectado por esta enfermedad. A la fecha el gobierno solo reporta cuatro casos activos de COVID-19, todos bajo la categoría de casos importados o en contacto con casos importados.

Las autoridades de Salud a partir del 26 de abril dejaron de informar datos generales de los pacientes con coronavirus y redujeron la información pública a “cuatro casos activos”.

En paralelo, el gobierno de El Salvador, que reportó su primer caso positivo de COVID-19 solo unos minutos más tarde que Nicaragua, supera los 500 contagios y, desde el 27 de abril, el presidente Nayib Bukele, anunció a sus ciudadanos que El Salvador ya se encontraba en la “fase de transmisión comunitaria total”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ