Amnistía alerta sobre coronavirus en cárceles de Nicaragua

Otros organismos de derechos humanos denunciaron también las precarias y riesgosas condiciones en las cárceles nicaragüenses.
Getty Images/AFP

Al menos 12 opositores nicaragüenses encarcelados en "condiciones precarias" por disentir del gobierno de Daniel Ortega presentan síntomas de COVID-19 y no reciben asistencia médica, denunció este viernes (08.05.2020) la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI).

"Más de una docena" de opositores presos "ha presentado síntomas que podrían estar relacionados con el virus, permaneciendo en condiciones de detención precarias, hacinadas y sin recibir atención médica adecuada", advirtió la directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas, en un comunicado.

Según AI, "algunas de las personas detenidas tienen serios padecimientos clínicos previos, por lo que son especialmente vulnerables frente al virus" causante de la pandemia mundial.

Leer más: OACNUDH exhorta al régimen Ortega Murillo reducir hacinamiento en cárceles de Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió este viernes a las autoridades de Managua a aplicar las recomendaciones sobre pandemia en las Américas.

Grupos opositores calculan que más de 90 personas están presas por razones políticas en Nicaragua en el marco de la represión que persiste desde las protestas antigubernamentales de 2018.

También la oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos instó al gobierno de Ortega "a adoptar medidas para reducir el hacinamiento en las cárceles" y liberar a los opositores.

 

Leer más: CIDH preocupada por denuncias de contagios y muertes por COVID-19 en Nicaragua

El gobierno, que no ha tomado medidas drásticas para frenar la epidemia, registra solo 16 contagios de COVID-19, de los cuales cinco han muerto, desde que se reportó el primer caso el 18 de marzo. Las autoridades afirman que no hay contagio comunitario y en los últimos tres días dejaron de informar sobre el avance de la pandemia.

Las cifras oficiales son cuestionadas por el llamado Observatorio Ciudadano, que lleva un conteo independiente con el apoyo de organizaciones civiles, redes sociales y la ciudadanía. Según sus registros, en el país podría haber más de 780 casos sospechosos de COVID-19 que son tratados como neumonía.

Ortega ha rechazado la campaña cívica "Quedate en casa", mientras la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, ha descalificado los informes independientes como "cerebros deformes, enfermos que inventan para calumniar o difamar" al gobierno.

Con información https://www.dw.com/es/actualidad/s-30684

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ