Monseñor Álvarez lamenta que “se quiera acallar la conciencia y querer tapar el sol con un dedo”

Diocesis de Matagalpa

Monseñor Rolando Álvarez se dirigió a las familias que sufren la pérdida de un ser querido por el COVID-19 en Nicaragua, al asegurar que solo Jesucristo “es nuestra única esperanza y seguridad”. Sus declaraciones ocurrieron durante su homilía este domingo 17 de mayo en la misa en Catedral donde las puertas siguen cerradas.

“Enfermos con angustia, los aislamientos para cuidar a los demás, la ansiedad causada por no saber si se ha contraído el virus, el sacrificio de tantos que cuidan la salud de forma verdaderamente heroica y como ha mencionado el Papa Francisco ayer; las personas que se ocupan de enterrar a los difuntos que también corren el riesgo de contagio, somos una sociedad que tiene miedo por esto, sin embargo precisamente más que nunca Jesucristo es nuestra única esperanza, no tenemos otra, cuando las expectativas en el ser humano se han terminado han fracasado, a los creyentes nos queda para siempre la esperanza y la seguridad que Cristo ha resucitado” alentó Álvarez en su comparecencia a la feligresía cristiana.

Leer más: UNEN molesto por ausencia de estudiantes ordenan «no parar las clases»

En su homilía, Álvarez lamentó que se quiera “tapar el sol con un dedo” por los estragos que está causando el virus en el país. “Cuánto tiempo perdido, cuánto tiempo mal gastado por querer aparentar, por ocultar, por voltear la mirada, por acallar la conciencia como se repite con frecuencia, cuánto esfuerzo en querer tapar el sol con un dedo, hoy les animo a buscar con libertad, la verdad es decir buscar a Cristo en él encontramos la verdad sobre Dios y la verdad sobre nosotros mismos, caminando en la verdad se nos hará más fácil cumplir sus mandamientos” expresó el religioso.

Leer más: Confidencial: Minsa oculta datos de pruebas covid-19 en laboratorio CNDR

El obispo también se refirió a la “Verdad y Libertad”, porque la libertad es un derecho que le pertenece al ser humano por naturaleza humano y no es una dádiva ó un regalo; “libertad en todos los géneros, la libertad de expresión, libertad de información, la libertad de prensa, la libertad de religión, en el interior de la que definitivamente nacen las otras libertades. Hoy proclamamos a todos ustedes mis amadisimos, la fe que el señor Jesucristo, es la verdad, no hay otra verdad, él es la verdad, no hay verdad de otro tipo, cualquier verdad que sea cierta ,que sea veráz, que tenga la fuerza y la garantía de la certeza de la autenticidad procede de esta gran verdad”, manifestó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ