Despacho 505: CIDH expresa grave preocupación por impacto del coronavirus en Nicaragua

El Minsa proporciona “información poco confiable” sobre el coronavirus en Nicaragua, obviando que la precisión en el número de contagios, muertes y recuperaciones es “prioritaria y valiosa” para garantizar el derecho a la salud de la población.
DESPACHO 505

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su “grave preocupación” por la falta de transparencia en las estadísticas oficiales sobre el alcance del coronavirus en Nicaragua y, principalmente, por las consecuencias que esto puede llegar a tener en un país ya golpeado por la crisis económica, la represión y violaciones a los derechos humanos.

De acuerdo con el monitoreo del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) de la CIDH, las autoridades nicaragüenses proporcionan “información poco confiable”, obviando que la precisión en el número de contagios, muertes y recuperaciones es “prioritaria y valiosa” para garantizar el derecho a la salud de la población y corresponde al Estado proveerla.

Leer más: Costa Rica: "Nicaragua es nuestro principal riesgo sanitario"

“La CIDH ha insistido en el especial cuidado que las altas autoridades deben tener en sus pronunciamientos y declaraciones respecto de la evolución de la pandemia. En las actuales circunstancias, constituye un deber que las autoridades estatales informen a la población, y que, al pronunciarse al respecto, actúen con diligencia y cuenten en forma razonable con base científica”, expresó la comisionada Antonia Urrejola, relatora de país para Nicaragua.

CIFRAS DEL MINSA: CONFUSAS E INEXACTAS

Según el Ministerio de Salud, Nicaragua acumula 35 muertes y 759 casos de Covid-19, y mantiene que son contagios por “brotes a través de grupos de contactos claramente establecidos”. Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud determinó que el país a entrado a la fase de contagio comunitario y coincide en que la información de las autoridades sigue siendo limitada para conocer la envergadura de la crisis sanitaria.

El Observatorio Ciudadano de Covid-19 lleva un registro de 2,687 personas afectadas y 598 muertes por Covid-19 desde el 18 de marzo.

En un comunicado, la CIDH señala que la información del Ministerio de Salud (Minsa) “es confusa o inespecífica sobre el modo en que se han producido los contagios y elaborados e implementados los protocolos de seguimiento de los casos sospechosos. Tampoco hay una periodicidad preestablecida, lo cuál hace difícil determinar la cantidad y tipo de pruebas realizadas a diario, cuántas resultan positivas, así como la evolución y localización territorial de los casos. La información oficial tampoco permite conocer la situación del personal de salud y la capacidad hospitalaria para enfrentar la emergencia, entre otros indicadores”.

Leer más: Minsa niega prueba de COVID-19 a doctora Thelenia Mendieta

La CIDH exhorta al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo a proporcionar información oportuna, completa y desagregada sobre la pandemia, al tiempo que da crédito al esfuerzo que hace el Observatorio Ciudadano y los medios de comunicación para reflejar el verdadero impacto del virus.

“Medios de comunicación independientes, con base en fuentes médicas, denuncian que se habrían confirmado aproximadamente 1300 casos positivos, pero la mayor parte de los casos se estaría ocultando. Los informes estiman que Nicaragua ingresó en una fase de contagio comunitario, aún cuando el gobierno no ha reconocido esta situación”, expresa la CIDH que también ha tomado nota de las denuncias de entierros exprés y durante la noche de personas que presentaban sintomatología sospechosa de Covid-19, sin realizar las pruebas para detectar si estaban contagiados al momento del deceso.

INFORMAR ES OBLIGACIÓN DE ESTADO

Edison Lanza, relator para la Libertad de Expresión, pone en relevancia que es una obligación de Estado proporcionar información fidedigna y desagregada sobre la pandemia, evitando promover la desinformación. “También deben ser transparentes en relación con las medidas que las comunidades deben adoptar para protegrse, prestando especial atención a las personas con dificultades de acceso a los medios masivos y a Internet”, indicó el, Edison Lanza.

Leer más: Policía sancionada asedia entrega de donativo de kits de protección en Managua

Por otro lado, la comisionada Urrejola señala que las autoridades de Nicaragua no están siguiendo las recomendaciones para contrarrestar la propagación y efecto negativo del virus, “por el contrario, se han adoptado medidas contrarias a lo que la evidencia científica y las recomendaciones internacionales indican para combatir el contagio: la necesidad de adoptar políticas aislamiento social y abstenerse de promover aglomeraciones”, añadió la comisionada.

El martes, la OPS informó que esperan un fuerte aumento de casos de coronavirus en Nicaragua y que continúan a la espera de que Ortega responda a su petición de enviar a expertos internacionales para evaluar la situación sanitaria.

Con información https://www.despacho505.com/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ