Unión Europea lanza nuevo proyecto para apoyar a niños, niñas, adolescentes y jóvenes frente a la emergencia sanitaria del COVID-19

Aproximadamente unas 22,307 personas en situación de riesgo, provenientes de barrios y comunidades de alta vulnerabilidad, incluyendo niños, niñas y adolescentes, jóvenes, mujeres víctimas de violencia, etnias indígenas y afro descendientes y personas con discapacidad serán beneficiadas por el nuevo proyecto “Niñas, niños, adolescentes, jóvenes y sus familias resilientes ante la emergencia sanitaria de Covid-19 en Nicaragua”.

El proyecto tendrá una duración de 18 meses y se implementará en los departamentos de Managua, Estelí, Jinotega y las Regiones Autónomas de la Costa Caribe, a través de las organizaciones EDUCO, HORIZONT 3000, WORLD VISION y CHILDREN BELIEVE.

Se estima que por cada persona del grupo destinatario del proyecto, el efecto de las acciones alcanzará indirectamente a 5 personas, para un total de 111,535 beneficiarios. En el caso de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que serán atendidos, muchos viven en la calle y han abandonado la escuela, algunos enfrentan problemas de adicciones, alta tasa de embarazo adolescente y la gran mayoría ha sido víctima de algún tipo de abuso, violencia intrafamiliar, escolar o comunitaria, abuso sexual y/o laboral, explotación comercial o discriminación por razones de discapacidad.

Lea Además: “Si contraigo coronavirus sería una muerte segura": la situación de niños con cáncer en Nicaragua

“Me siento honrado de inaugurar este nuevo proyecto como parte de la iniciativa de solidaridad mundial Equipo Europa que estamos llevando a cabo junto a nuestros Estados miembros. En el caso de Nicaragua, destinaremos 35 millones de euros para apoyar a las poblaciones más vulnerables frente a la pandemia”, explicó Pelayo Castro, Embajador de la Unión Europea en Nicaragua, quien participó en compañía con otros embajadores europeos y socios implementadores en una ceremonia simbólica que marca el inicio del proyecto.

La iniciativa Equipo Europa en Nicaragua incluye por un lado la reorientación en la medida de lo posible de los recursos que ya manejan los proyectos de cooperación en curso y por otro lado, también incluye nuevas iniciativas como el lanzamiento de este Proyecto “Niñas, niños, adolescentes, jóvenes y sus familias resilientes ante la emergencia sanitaria de Covid-19 en Nicaragua”.

ATENCIÓN A LOS SECTORES MÁS VULNERABLES DEL PAÍS

La ocupación de los pobladores beneficiarios es diversa: obreros/as de la zona franca en Managua y de las empresas tabacaleras en Estelí; otros se dedican al comercio o transporte con carretones de caballo; algunos tienen negocios por cuenta propia como pulperías, salones de belleza, comedores, panaderías, pizzerías, lavado de vehículos, alquiler de habitaciones. Con la crisis actual muchos están en el desempleo y venden artículos en las calles, semáforos y mercados; otros hurgan en los basureros para alimentarse o recuperar algún artículo que vender.

Muchos habitan en viviendas construidas con pedazos de madera o cartón; otros tienen viviendas en mejores condiciones, con paredes de bloques de cemento, techo de zinc, piso de ladrillo o embaldosado.

Las enfermedades principales en estas poblaciones son: diarreas, enfermedades respiratorias agudas, enfermedades parasitarias y cutáneas. Los servicios de agua potable, electricidad, vivienda, transporte y telefonía, son de mediana a baja cobertura.

IMPLEMENTACIÓN Y EVALUACIÓN DE RECURSOS DEL EQUIPO EUROPA

En las diferentes acciones de cooperación que la UE desplegará en el marco de la iniciativa de solidaridad mundial Equipo Europa, los recursos serán manejados por agencias implementadoras de sus Estados miembros, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales, y contratistas a cargo de la implementación de los proyectos.

“Es parte de nuestro compromiso con Nicaragua seguir poniendo en práctica todos los procedimientos de control y evaluación para garantizar que nuestra cooperación respeta las normas europeas y se destina efectivamente a las poblaciones más vulnerables que necesitan de nuestra solidaridad”, explicó el Embajador Pelayo Castro.

También Puede Leer: Al 10 de junio más infectados y más muertos, proyecta el Imperial College de Londrés para Nicaragua

El monto total del proyecto “Niñas, niños, adolescentes, jóvenes y sus familias resilientes ante la emergencia sanitaria de Covid-19 en Nicaragua” es de 1.9 millones de euros.

ÁMBITOS DE ATENCIÓN DEL PROYECTO

Salud preventiva:

  • Promover medidas preventivas en niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) y sus familias, incluyendo personas con discapacidad, para evitar el contagio por COVID-19, siguiendo las recomendaciones de la OPS/OMS. Incluye una campaña de información y concientización sobre medidas preventivas y sobre la ruta crítica para buscar atención médica ante el COVID-19; la divulgación de mensajes de prevención mediante las TIC (plataformas digitales, redes sociales, YouTube, etc.) y medios tradicionales (mantas, afiches, trípticos, programas televisivos y radiales, etc.); el monitoreo en tiempo real de la situación de salud de los beneficiarios utilizando la aplicación innovadora Power BI.
  • Entregar a las familias más vulnerables kits sanitarios (higiene personal, materiales de protección y limpieza), de comunicación y de transporte. Incluye comprar y distribuir kits sanitarios y recipientes para el almacenamiento seguro de agua en los hogares; facilitar la comunicación mediante una provisión selectiva de celulares o recargas; habilitar una transportación local segura para recibir atención médica.

Atención sanitaria, psicosocial y legal:

  • Proveer herramientas metodológicas innovadoras para la atención sanitaria, psicosocial y legal, así como la prevención contra la violencia. Incluye adaptar herramientas metodológicas existentes de las organizaciones miembros del consorcio; producir material audiovisual para la atención psicosocial y legal, atención y acompañamiento especializado en línea, incluyendo videos animados para NNAJ; realizar telemedicina y terapias en línea con enfoque alternativo, desde el Instituto Médico Pedagógico “Los Pipitos”,
  • Mejorar las condiciones físicas y de equipamiento de los centros de referencia para brindar la atención integral en un contexto de distanciamiento social. Incluye habilitar espacios para la atención psicosocial y legal a personas beneficiarias que lo requieran; habilitar espacios adecuados para el lavado de manos en los centros para protección de sus colaboradores y visitantes.
  • Facilitar la gestión del conocimiento utilizando tecnologías de la información y comunicación. Incluye dotar a los centros de equipos y programas informáticos necesarios que les permitan mejorar su trabajo de información y comunicación; capacitar en línea al personal de los centros en el manejo de las TIC, según necesidades.

Leer más: OPS proyecta un "aumento fuerte" en casos de COVID-19 en Nicaragua

Mitigación de los efectos económicos negativos del Covid-19:

  • Contribuir al acceso a la alimentación de NNAJ atendidos por los centros de referencia. Incluye comprar y distribuir paquetes alimenticios a los NNAJ y las familias más afectadas por la crisis; establecer comedores infantiles en centros de referencia y/o comunitarias para distribuir merienda escolar; apoyar con la instalación de huertos a familias que tengan las condiciones, en áreas urbanas y periurbanas promoviendo cultivos de producción rápida y propiedades nutritivas.
  • Fortalecer las capacidades de producir alimentos de los centros de referencia. Se complementarán los recursos existentes en aquellos centros donde sea posible, con equipos e insumos para la producción y distribución de alimentos.
  • Apoyar a las familias en el desarrollo de iniciativas económicas viables. Se apoyará a emprendimientos individuales o colectivos, dotándolos con capital semilla, asistencia técnica, insumos y otros servicios.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ