Tanques de oxígenos entre 350 y 1000 dólares en Nicaragua

Obtener un tanque de Oxígeno en Nicaragua se ha convertido en algo muy difícil de conseguir, siendo este tan necesario para atender desde casa problemas respiratorios provocado por el coronavirus, de igual manera es complicado lograr contar con todos los accesorios que se necesitan para su funcionamiento esto debido a que sus precios están elevadísimo. 

El medio digital Despacho 505 informó del caso de Víctor Artola, de 43 años, quien empezó a presentar síntomas de coronavirus semanas atrás, y menciona que posiblemente su contagio fue en el mercado Oriental de Managua.  Según la información Artola empezó a tratarse en casa pero fue complicado debido al alto costo de su tratamiento. 

Lea Además: Casa del periodista Gerall Chávez amaneció sitiada por la sancionada Policía sandinista

Lo más duro que enfrentaron fue conseguir un tanque de oxígeno que oriento el médico de cabecera, desde el pasado 1 de junio que se empezó a complicar.
 
“Llamamos a varios lugares y solo nos decían que estaba agotado. En otros puntos, nos comentaban que podíamos hacer el encargo, pero venía en los próximos cinco días, además que el precio era demasiado costoso, una exageración. Yo solo me llené de desesperación e impotencia. Uno no sabe ni qué otra puerta tocar porque todas están cerradas”, comenta Jessica Guadamuz, esposa de Artola.

Recuerde Leer: Policía sandinista decomisa camioneta de Don Aníbal Toruño, director de Radio Darío

Según las declaraciones brindadas a Despacho 505 la manera que pudieron resolver fue a través de un amigo de la familia llamado Víctor, quien tiene un negocio de electrodomésticos en Managua, quien logró conseguir un día después un contacto para comprar el tanque de manera inmediata, sin embargo aún faltaba conseguir una parte del dinero. 

También Puede Leer: Sancionada Policía en la Conquista Carazo, quita motocicleta a joven que regalaba kits de higiene

“La familia y amigos cercanos colaboraron, otra parte se tuvo que prestar, no fue fácil. El tanque costó 800 dólares, el más grande nos lo vendían a 2,000 dólares, también había un concentrador de oxígeno que costaba 2,500, pero era imposible comprarlo. Optamos por el pequeño, tenemos la gran deuda, pero también la esperanza que mi esposo se recupere. Él prefiere estar en la casa que ir a exponerse a un hospital y nosotros lo apoyamos”, explica Guadamuz. 

Puede leer más de esta nota en https://www.despacho505.com/

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ