Defensores de Derechos Humanos trabajan bajo riesgo de contagio del covid-19 en Nicaragua

En Nicaragua los abogados defensores de derechos humanos corren el riesgo en contagiarse del coronavirus, debido a que los juicios de los reos políticos continúan con normalidad. 

La abogada María Oviedo aseguró a la Voz de América  que cuando visita el Complejo Judicial de Managua, le embarga una sensación de temor por la creciente curva de contagios de COVID-19 en Nicaragua.

Lea Además: Monseñor Silvio Báez: "hay familias liberadoras y hay familias opresoras"

Oviedo pertenece a la Comisión Permanente de Derechos Humanos en Nicaragua, la única organización que existe con personalidad jurídica en el país desde diciembre del 2018, cuando el gobierno del presidente Daniel Ortega canceló los permisos a otros organismos de derechos humanos entre ellas al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos quien tenía más de 30 años de existencia.

Oviedo mencionó que continúa asistiendo a audiencias y juicios por otras personas recién capturadas, pero teme por su vida, es por esa razón que Oviedo y el colectivo de abogados donde trabaja tomaron ciertas medidas por su cuenta para protegerse de la pandemia.

Lea También: Desde una prisión de Daniel Ortega

“Al inicio no existía ni siquiera conciencia de que el virus estaba matando personas; entonces nosotros como abogados defensores de presos políticos teníamos que seguir asistiendo a las distintas audiencias y juicios, pero nos encontrábamos de que ninguno del personal administrativo, ni siquiera el mismo juez tenían algún tipo de protección”, dice Oviedo.

“Al inicio había un descuido total de parte del sistema público y en el complejo judicial se burlaban de nosotros cuando nos veían con mascarillas y alcohol gel”, agrega Oviedo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ