Minsa sandinista desaprovechó tres meses para prepararse ante el COVID-19, dice experto

VOA Noticias

En un reporte a la Voz de América el médico Jorge Iván Miranda, miembro de la Asociación Nicaragüense de Neumología manifestó que desde que se reportaron los primeros casos de COVID-19, el sistema de salud público y privado comenzó a “colapsar abruptamente” por la falta de camas y equipos en Nicaragua.

“Había demanda de hospitalizaciones, por ejemplo, el sistema privado sí colapsó. Muchos de los pacientes graves venían a la zona de emergencias y teníamos que iniciar un calvario por la falta de camas”, expresó Miranda

Leer más: Curva del coronavirus en Nicaragua va hacia arriba, aquí se empuja a población para que se contagie

Según el médico, actualmente la demanda hospitalaria ha disminuido, pero advierte que puede presentarse una nueva demanda de casos. “Esa situación ha disminuido bastante en las últimas semanas y actualmente la ocupación de camas en el área de casos de leves a moderados anda alrededor del 36%, y el área de Unidad de Cuidados Intensivos se mantiene a un 60%”, dijo el experto.

El neumólogo criticó la gestión del régimen de Daniel Ortega por minimizar la pandemia del coronavirus que provocó la falta de preparación en el Ministerio de Salud para afrontar la pandemia.

“Tuvimos tres meses para prepararnos, pero fue una oportunidad desaprovechada. Sobre todo, el sistema público. El discurso era no generar pánico y minimizar el problema como que no iba a venir, y viste la cantidad de trabajadores sanitarios fallecidos. La mayor parte de contagiados y fallecidos los aporta el sistema de salud, eso te habla de una mala preparación”, lamentó Miranda.

Leer más: Cardenal Brenes confirmó muerte de su jefe de seguridad personal, el comisionado Cárdenas

Para el especialista, la primer medida que debía adoptar el régimen era adquirir equipos de protección para el personal de salud, preparar áreas especiales para atender pacientes y hacer un sondeo de cuántas camas y ventiladores se contaban para afrontar el nuevo coronavirus.

Hasta este 8 de julio, el Ministerio de Salud de Nicaragua reporta 2.846 casos confirmados y 91 fallecidos por COVID-19. Sin embargo, el Observatorio Ciudadano reportó hasta el  01 de julio un acumulado de 7,402 casos sospechosos y un total 2,087 muertes por el virus.

Datos oficiales del Minsa revelan que por cada 10.000 habitantes hay 12 camas hospitalarias, 10 médicos, 8 enfermeras y 9 auxiliares de enfermería. Esta semana, la ministra de Salud, Martha Reyes, anunció la adquisición de 70 ventiladores y 40 camas, que fueron distribuidos en 19 hospitales del país, es decir 3 ventiladores y 2 camas por cada centro hospitalario.

Leer más: OPS: "medidas de distanciamiento social deben ser aplicadas de inmediato" en Nicaragua

El diputado sandinista Carlos Emilio López negó a la Voz de América que exista un colapso en el sistema hospitalario en el país.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ