OPS realiza otra donación a Nicaragua, régimen insiste en producir vacuna Rusa

La Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud OPS/OMS entregó una donación al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo a través del Ministerio de Salud sandinista.

En su intervención, la sancionada vicepresidenta Rosario Murillo informó que recibieron una donación de 72 motomochilas, 16,607 mascarillas reutilizables, 400 oxímetros de pulso y 30 equipos informáticos para salas de conferencias virtuales.

“Esta organización apoya al Gobierno de Nicaragua a través del Ministerio de Salud, entregando equipos para la continuidad de los servicios de salud en la lucha anti epidémica y contra la Pandemia” dijo Murillo.

Leer más: Policía sandinista ocupa 441 mil dólares a conductor que supuestamente se dio a la fuga

La donación fue entregada por el doctor Enrique Pérez, Asesor en Prevención y Control de Enfermedades de OPS al doctor Carlos Sáenz, Secretario General del MINSA.

En su monólogo de mediodía, la sancionada vicepresidenta manifestó que Nicaragua participó en una conferencia virtual organizada por la Federación de Rusia, para presentar a los países de América Latina la Vacuna rusa contra la COVID-19 “SPUTNIK V”.

Leer más: Minsa sandinista reporta 144 fallecidos por coronavirus en Nicaragua

Según Murillo, la delegación nicaragüense transmitió los intercambios que se están llevando entre Nicaragua, el Instituto MECHNIKOV y los Institutos y Agencias rusas “para lograr en el futuro, contar con la producción de esta vacuna desde Nicaragua como plataforma para los países de la región latinoamericana”, dijo Murillo.

Según la OMS, existen actualmente 35 proyectos de vacunas en el mundo que se hallan o están a punto de ingresar en la última fase de ensayos clínicos.

Esta semana, la revista científica The Lancet pidió aclaraciones a los autores de un estudio sobre la vacuna rusa contra el covid-19 que destacaba sus resultados prometedores, luego de que un grupo de expertos pusiera en duda sus conclusiones.

Según Infobae, en una carta abierta a la prestigiosa revista médica el 7 de septiembre, el científico italiano Enrico Bucci cuestionó con el apoyo de una treintena de científicos la verosimilitud de los datos del estudio debido a posibles “incoherencias”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ