Dictadura de Daniel Ortega presentó a 300 ONGs leyes que aseguran "convivencia armoniosa y pacífica"

Tomada de El 19 Digital

La sancionada vicepresidenta Rosario Murillo aseguró este mediodía que se reunieron con casi 300 ONGs para presentarles leyes que aseguran la “convivencia armoniosa y pacífica” en Nicaragua.

“Estuvimos participando en una reunión con casi 300 ONGs donde se presentaron leyes, donde se presentaron herramientas y mecanismos que aseguran la convivencia armoniosa, respetuosa, pacífica, de la familia nicaragüense y el derecho a la vida”, expresó Murillo.

En la última semana, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo enfiló el paquetazo de iniciativas de “leyes mordaza” contra la oposición nicaragüense con la implementación de la Cadena Perpetua, Ley de Regulación de Agentes Extranjeros y la iniciativa de Ley Especial del Ciberdelito, esta última busca perseguir y sancionar los delitos cometidos por medio de tecnologías de la información y la comunicación.

Leer más: Dictadores en Nicaragua publican decreto de Estrategia de Ciberseguridad 2020-2025, más control y bozal

En su acostumbrado monólogo, la vicepresidenta aseguró que han recolectado supuestamente más de un millón firmas que respaldan la reforma a la Constitución Política para establecer la cadena perpetua contra “crímenes de odio”.

“A propósito del derecho a vivir tranquilos, con respeto, ya un millón 200 mil personas han firmado la carta abierta a la Corte Suprema de Justicia y Asamblea Nacional para que se pueda extender el castigo a las personas que cometan crímenes atroces, crímenes de odio, crímenes que representan una verdadera amenaza a la dignidad y a la vida, así que ya son casi 1 millón 200,000 firmas las que respaldan esta iniciativa ante la Corte y la Asamblea Nacional”, expresó la sancionada.

Leer más: Ley mordaza busca censura y autocensura de todos los nicaragüenses

Cabe mencionar, que el Poder Legislativo y Judicial son controlados por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde que llegaron al poder en el año 2007.

En su intervención, Murillo atacó a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos por supuestamente no actuar con justicia y equidad "convirtiendo sus actualizaciones orales e informes en contenidos intencionalmente politizados", dijo.

"Además de presentar preocupantes y serias deficiencias metodológicas, sus informes son elaborados a partir de fuentes exclusivamente opositoras al Gobierno de Nicaragua, reproduciendo información únicamente proveniente de ONG y Medios de Comunicación directamente vinculados al intento fallido de Golpe de Estado de 2018", leyó Murillo, parte del mensaje del régimen sandinista en la Asamblea General de ONU.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ