CENIDH: resolución de OEA es una derrota diplomática a régimen de Daniel Ortega en Nicaragua

En un comunicado el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) reconoció el trabajo realizado por la Organización de Estados Americanos (OEA) durante la 50ª Asamblea General 2020, “agradecemos la decisión de mantener en agenda la grave crisis de derechos humanos de nuestro país, a pesar del insistente rechazo del representante del gobierno de Nicaragua. Aquí hay que destacar que esta resolución es una derrota diplomática para el régimen Ortega Murillo, prácticamente se quedó aislado en el órgano político más importante del continente, solo obtuvo el acompañamiento de un país del Caribe, en su pretendida decisión de perpetuar su dictadura” cita parte del comunicado.

Lea También: Policía y paramilitares amenazan a Yonarqui Martínez y a padre del asesinado Richard Pavón

Asimismo, agradeció el respaldo de los Estados que propusieron y votaron a favor de la resolución: “Restableciendo las instituciones democráticas y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua a través de elecciones libres y justas, consideramos que la misma recoge un número importante de demandas que se han planteado para el fin de la represión y el restablecimiento de la democracia en nuestro país. Advertimos que las resoluciones de los organismos internacionales por sí solas no terminan con gobiernos dictatoriales, el cumplimiento de estas resoluciones depende de las posibilidades reales que tengan, en este caso, los nicaragüenses para exigir internamente su aplicación, porque es una realidad que el cumplimiento de estas resoluciones se cruza con la voluntad gubernamental” continúa diciendo el CENIDH en su comunicado. 

Lea Además: Eurodiputados: "no valen excusas, sanciones ya" dictadores de Nicaragua Ortega y Murillo

También señalan que dicha resolución pudo haber sido más contundente “sin embargo, la resolución pudo ser más explícita y secundar la tenaz exigencia de todos los nicaragüenses de demandar la libertad inmediata de los presos políticos porque sus vidas corren un grave peligro de muerte en las cárceles del sistema; desactivar las fuerzas irregulares pro-gobierno, que mantienen en conjunto con la Policía Nacional un “estado de excepción de hecho” y en la actualidad están impidiendo la reorganización de estructuras políticas de cara a un posible proceso electoral”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ