Damnificados por huracán Eta sin alimentos, sin colchones y hacinados en albergues que improvisó el régimen en Nicaragua

Damnificados por el huracán Eta y que están en centros de albergue en Bilwi Puerto Cabezas, Nicaragua denunciaron a través de videos la problemática que están enfrentando y señalan que no han recibido el apoyo del régimen de Daniel Ortega, uno de los lugares que está habilitado como refugio menciona que hay 20 familias en el lugar de las cuales hay personas de la tercera edad, personas con discapacidad e infantes.

“Actualmente tenemos como 20 familias y en estas 20 familiar tenesmo a personas de la tercera edad personas con discapacidad, niños y personas que están recién operados, necesitamos una enfermera auxiliar parta que pueda ayudar a estos hermanos con discapacidad, embarazadas o recién paridas” señala uno de los ciudadanos que logró entrevista la noche de este domingo el activista de derechos humanos José Medrano Coleman.

No Olvide Leer: Rosario Murillo insiste en que se prepararon para huracán Eta, pero realidad en albergues la desmienten

De igual manera manifiestan que necesitan “colchones, agua, alimentos, medicamentos de inmediato por cualquier emergencia, hay personas que padecen de presión” manifestó uno de los responsables del albergue.

"Los que nos encontramos aquí no hemos tenido ningún apoyo del gobierno. Los niños están en el suelo sin colchón y esta mojado el suelo. No tenemos agua, ningún tipo de alimentos. Tenemos 32 horas sin que las autoridades nos hayan brindado ningún servicio. Somos 15 familia en este pabellón" expresó en su lengua miskitu una ciudadana refugiada.

Una ancianita se quejaba también y manifestó "no puedo caminar y no he comido desde ayer pero las autoridades del gobierno nos traeron de nuestra comunidad pero no nos han dado nada de comer".

LEER MÁS: Daniel Ortega no da la cara, está ausente en emergencia por huracán Eta, critica Dora María Téllez

La mujer de unos 80 años agregó "Por las emisoras ellos hablan maravilla pero esta es nuestra realidad. Además los albergues están lleno de mujeres con recién nacidos pero tienen que acostarse sin colchón en el piso mojado. El gobierno nos llegó a sacar de nuestra comunidad pero al traernos aqui no nos han brindado ningún tipo de servicio" dijo através de un video que llegó a la sala de redacción de 100% Noticias.

Estos son los testimonios y realidad que la vicedictadora en Nicaragua Rosario Murillo contradijo este lunes, pues insistió en que se prepararon con el plan de emergencia ante el huracán Beta. 

Murillo reiteró que hay 30 mil personas en 48 albergues, a razón de 628 personas por cada centro de refugio. Estas cifras evidencian que los albergues están totalmente saturados.

"La situación es baste grave en las comunidades, como están desbordados los rios los comunitarios dicen que están sin alimentación" aseguró fuera de cámaras una activista de derechos humanos de Puerto Cabezas. 

El medio digital Despacho 505 otro de los lugares en el cual se encuentran personas resguardabas ante los embates del Huracán Eta es la escuela Verbo, en Bilwi, Caribe Norte donde hay más de 15 familias albergadas desde la mañana de ayer sin alimentos, ni frazadas ni colchones, desde que salieron de sus casas, hace más de 32 horas, procedentes de la comunidad Wawa Bar, no han comido, por lo que piden a las instituciones gubernamentales a cargo de la emergencia que los asistan.

SEGUIR LEYENDO: 30 mil evacuados reporta SINAPRED por impacto de huracán Eta

De igual manera se conoce que la situación en la escuela Luxemburgo, en Wawa Bar, es la misma, dice Benildo Labonte, líder comunitario que ha compartido vídeos de la situación en esa comunidad que se encuentra a 16 kilómetros de Bilwi, y a dos horas en lancha. “Esta señora está enferma, está acostada entre el agua. ¡Qué clase de Gobierno es este”, reprocha Labonte mientras graba un vídeo!

A través de un video se evidencia a comunitarios descansando en pupitres de madera, mientras un grupo de mujeres arrastran sus pies en la superficie para mostrar que el agua ha entrado a la débil infraestructura que resiste al huracán. De fondo, se escuchan gotas de lluvias sobre el techo y fuertes vientos. “La gente está como animales”, dice.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ