Sin viviendas ni alimentos: huracán Eta sume en la devastación a Nicaragua

Un equipo de la Voz de América viajó hasta zonas devastadas para constatar el desastre y obtener testimonios de familias severamente impactadas por el huracán Eta.
Bilwi, Nicaragua

BILWI, Costa Atlántica, Nicaragua- A una semana de la devastación del huracán Eta en el Caribe de Nicaragua, más de 1.000 familias han solicitado asistencia humanitaria al gobierno del presidente Daniel Ortega y a las organizaciones humanitarias, para hacer frente al desastre dejado por el meteoro que los despojó de casas, alimentos, ropas y de las condiciones mínimas para subsistir.

La Voz de América obtuvo varios testimonios, entre ellos el de Jefferson Henríquez, a quien encontró mientras caminaba sobre los escombros de lo que hace una semana era su hogar, en la comunidad indígena de Wawa Bar, ubicada en el Caribe Norte de Nicaragua.

"Estoy triste, pero, ¿qué voy hacer? Esto no lo hicimos nosotros, lo hizo Dios", dijo visiblemente impactado, al referirse a al paso del huracán Eta, de categoría 4, que destruyó más de 1.700 viviendas en su paso por el país, según un informe preliminar de las autoridades gubernamentales.

PUEDE LEER: Aprobación de cadena perpetua en Nicaragua es un "retroceso" denuncian organismos de derechos humanos

Este joven, de 22 años, que se dedica a la pesca artesanal, todavía no sale del asombro de ver cómo en un abrir y cerrar de ojos, su familia lo perdió todo.

"El huracán Eta cuando vino, nosotros estábamos en nuestras casas aquí. El viento estaba soplando, el mar subiendo. Ahí estábamos viendo cuando estaban cayendo los palos (árboles)", rememoró.

"Era la casa de mi mamá, atrás estaba la cocina y allá estaba la casa de mi hermana", dice apuntando hacia los escombros.

Wawa Bar, donde ha vivido esta familia, es uno de los poblados más impactados por el devastador fenómeno natural. En esta comunidad al menos 450 viviendas quedaron con daños parciales y otras totalmente destruidas, como la de Ana Toms.

"Se necesita ayuda, bastante. ¿De dónde sacamos nosotros? Nosotros somos pobres. No podemos salir nosotros a buscar algo, aunque sea para comer ¿dónde vamos hallar?", dijo a la VOA.

"El gobierno no ayuda en nada aquí"

A cada paso por este poblado, múltiples historias saltan a la vista. Cristóbal Woden, por ejemplo, relata que aunque su vivienda no fue completamente destruida por el huracán, su avanzada edad y sus limitados recursos económicos le impiden poder repararla. Este anciano de origen indígena asegura que su comunidad ha sido abandonada, desde hace décadas, por el Estado.

LE PUEDE INTERESAR: Eurodiputado presiona para que se sancione a Ortega y Murillo, tras aprobación de leyes represivas en Nicaragua

"Ahora hay problemas, no hay agua. Ustedes no sé si saben, pero el gobierno no ayuda en nada aquí, nunca", dijo.

Esta comunidad forma parte del municipio de Bilwi. En el centro de la ciudad, cientos de familias lloran, porque el huracán destruyó lo que por años les costó construir.

"Yo miro que no tenemos ni un peso, pues. ¿Cómo vamos a comprar clavos, láminas de zinc? No podemos, yo personalmente soy viuda", dijo Catalina Marcial.

Algunos de los entrevistados dijeron que el gobierno de Ortega prometió ayudarles a construir sus viviendas. Sin embargo, sostienen, tras una semana bajo los escombros, siguen sin tener noticias.

"El gobierno dijo que iba ayudar, pero, todavía nada. Nosotros tenemos una esperanza que, ayude pues, pero, nada todavía nada", dijo a la VOA Cristina Rodríguez, residente del municipio Bilwi.

Históricamente, esta zona ha sido considerada la zona más pobre de Nicaragua. La pesca, que es una de sus principales actividades económicas, fue de las más impactadas por el paso el huracán Eta.

"Ahorita hasta los viejos me dicen que no hay que comer los pescados porque está afectada el agua. Entonces nosotros estamos aquí preparando nuestras casas", expuso Herníquez .

Cifras oficiales indican que hubo miles de casas destruidas en esta zona de Nicaragua pero no se reportan víctimas mortales.

"Las comunidades misquitas fueron completamente devastadas, pero no hubo un solo fallecido porque, se habían evacuado con tiempo", dijo Ortega.

SIGA LEYENDO: Dictador Daniel Ortega cumple 75 años de edad

Medios sin embargo reportaron la muerte de dos mineros a causa del meteoro. Ortega, no obstante, dijo que estas no tienen relación con el huracán. "Donde se produjo muerte o fallecimiento fue en la actividad minera, pero fue antes de que entrara el huracán", dijo el mandatario.

La embajada de Estados Unidos en Managua informó de un desembolso de $100.000 dólares, los cuales serán destinados a los comunitarios más perjudicados por el fenómeno.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ