Crisis política provoca tres arrestos diarios en Nicaragua, según informe

Personas arrestadas por opinar de forma contraria a Daniel Ortega, se ha mantenido desde 2018
EFE

Managua, 8 dic (EFE).- Al menos tres personas son arrestadas cada día en Nicaragua, en medio de la crisis sociopolítica que mantiene polarizado al país centroamericano entre el oficialismo y la disidencia, según un informe divulgado este martes por el grupo multidisciplinario Monitoreo Azul y Blanco. 

El informe, con datos recogidos en noviembre pasado, muestra que el promedio diario de personas arrestadas por opinar de forma contraria al presidente Daniel Ortega, líder del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), se ha mantenido desde finales de 2018, cuando las protestas antigubernamentales fueron controladas con ataques armados que dejaron cientos de presos, muertos y desaparecidos. 

De acuerdo con Monitoreo Azul y Blanco, compuesto por voluntarios que registran incidencias políticas en Nicaragua, unas 2.978 personas han sido detenidas desde el levantamiento contra Ortega en 2018, de los cuales más de un centenar permanece en prisión. 

El mismo informe señaló que un total de 11.826 incidencias relacionadas con la crisis política se han reportado desde abril de 2018, para un promedio 13 por día, incluyendo 2.060 hostigamientos, 1.502 agresiones, y 505 muertes, además de amenazas, lesiones, demandas judiciales, torturas, violencia de género, agresiones sexuales, entre otras. 

                                

Solamente en noviembre pasado el grupo registró 149 actos de hostigamiento, en su mayoría ejecutado por la Policía Nacional, o los llamados “paramilitares sandinistas”. 

También informó de casi un proceso judicial cada día de noviembre, al totalizar 29, todos contra opositores y al menos uno contra un periodista crítico del Gobierno. 

Las estadísticas del grupo Monitoreo Azul y Blanco forman parte de los datos que revisa periódicamente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para informar sobre la situación sociopolítica en Nicaragua. 

El país atraviesa una profunda crisis, que según la CIDH ha dejado 328 muertos. Grupos humanitarios locales elevan la cifra de víctimas fatales hasta en 684, mientras que Ortega admite 200, y dice haberse defendido de un “golpe de Estado fallido”. 

                                

Una crisis similar, que incluye la caída del desarrollo económico, no se observaba en Nicaragua desde la primera vez que Ortega fue presidente, entre 1980 y 1990.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ