Madres de abril: no sea indiferente mañana puede ser su hijo, el llamado a población en Nicaragua

Marcha de las madres 2018

Un llamado para no caer en la "indiferencia" es el que hicieron este jueves Josefa Meza y Yadira Córdoba, de la organización "Madres de Abril" que aglutina a familiares que perdieron la vida producto de la represión de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Ambas participaron en el "Maratón de los derechos humanos" que organizó el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua, conformada por defensores exiliados en Costa Rica.

"No nos vamos a rendir, no nos vendemos, ni nos rendimos, la lucha es hasta que se haga justicia, hasta el fin de nuestros días, a la comunidad les digo que no sean indiferentes, porque mañana puede ser su hijo, pues a como está la dictadura, la represión en Nicaragua, igualmente mañana puede ser tu hijo, por eso hay que unirnos para botar a esta dictadura asesina" exhortó Josefa Meza madre del joven asesinado en la marcha del 30 de mayo del 2018, Johatnan Morazán. 

En ese mismo sentido, Yadira Córdoba madre del niño asesinado Orlandito Córdoba de 15 años de edad, también ultimado a balazos en la masacre del 30 de mayo (2018), realizó un similar llamado al pueblo de Nicaragua para que no pierda la sensibilidad ante los atropellos de la dictadura Ortega Murillo. 

                              

"Que no sean indiferentes, estemos unidos para la liberación de nuestra patria, hay madres que estamos luchando para que en Nicaragua se haga justicia. También envío un mensaje a las madres de los presos políticos, como madres de abril nos solidarizamos con ellas, estamos exigiendo justicia y libertad, no queremos navidad con presos políticos". 

El abogado Juan Carlos Arce del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua denunció durante el conversatorio que Nicaragua ha vivido 910 días de "horror y represión como política de Estado" que se han convertido en una "indignación" nacional y de resistencia cívica "depende de nosotros, en no repetir los errores del pasado". 

                                

Arce exaltó la importancia de la denuncia para que se encuentre la verdad, justicia y no repetición.

"De ahí nuestra labor y de las víctimas de hablar, de contar. En la medida que ustedes hablan yo me siento con más fuerzas para seguir. Yo solamente pienso como doña Yadira, doña Josefa, con semejante dolor, como continúan en pie. La memoria, la verdad es un terreno en disputa pero es un terreno en que hemos ido haciendo la tarea correcta de ir documentando" expresó Arce.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ