"Daniel Ortega y su esposa no tienen corazón", dice hermana del torturado Justo Rodríguez

Han transcurrido cuatro días de la excarcelación del reo político Justo Rodríguez, quien quedó parapléjico por el trato cruel, inhumano y torturas que sufrió en la cárcel, así como la falta de atención médica oportuna.

Don Justo de 69 años de edad, originario de la isla de Ometepe, yace en una cama en la casa de su hermana Emérita Rodríguez, quien sigue denunciando la "iniquidad" que le hicieron a su hermano.

"Daniel Ortega es un señor sin corazón junto con su esposa" reprocha Doña Emérita, pues palpa el sufrimiento de su hermano, quien presenta fiebre, no quiere comer y físicamente es "solo hueso". 

"Cuando la gente le pregunta cómo se siente, él responde mal, esto es triste" y continúa "ha perdido las ganas para comer, no come nada, nos aparta la cara, solo juguito y gerber acepta" lamenta Rodríguez.  

"Es un maltrato físicamente y en el cuerpo, yo no sé como fueron tan canallas de hacerle tantas cosas" aseguró Doña Emérita a 100% Noticias. Ella teme lo peor en cualquier momento.

"Estamos afligidas, el doctor me dijo que tuviera cuidado porque tenía una lesión en el corazón, le podría dar una embolia o paro, le puede venir cualquier cosa" avizora.

                                                   

Don Justo fue encarcelado el 20 de abril del 2020. Como todos los días iba a las 5 de la mañana a trabajar en una parcela de tierras, la policía lo detuvo en medio de la represión en la Isla de Ometepe, lo tiraron a la camioneta, le dieron con una llanta de repuesto en la cabeza y desde ese momento la vida de Don Justo cambió. El hombre sonriente, chilero, que andaba en bicicleta, que salía con su machete a cultivar la tierra, hoy está parapléjico.

Leer más: Declaran culpables a 5 reos políticos de isla de Ometepe y se ensañan con Celia Cruz

Hace tres meses y 22 días, don Justo sufrió un derrame, por insistencia de los presos comunes dentro del penal y la alerta que lanzaron por mensajes de whatsapp, los funcionarios lo trasladaron a un centro hospitalario, en medio de mucho sigilo, como si escondían la gravedad de don Justo.

La familia de don Justo solo tenía 15 minutos al día para verlo en el hospital. A su sobrina le tomaban fotos, a don Justo lo tenían custodiado como si en esas condiciones iba a huir del Hospital Lenín Fonseca.

El día que se los entregaron el pasado 21 de diciembre, continuó el asedio, la policía los detuvo, "vaciaron la camioneta y los policías preguntaron qué le pasó a Justo" cuando su caso ha sido público y la institución policial está involucrada en la represión que sufrió.

Siga leyendo: Familiares de Justo Rodríguez denuncian malos tratos

"Yo lo que he dicho es que Daniel Ortega, ¿por qué no tiene corazón con las personas?, a mi hermano se lo llevaron para matarlo de a poquitos" cuestionó doña Emérita, "ya no dejan en paz a nadie la policía, un Presidente es para el pueblo no para matar, ya no aguantamos esto, estamos cansados, vivimos asediados, que tenga corazón" reclama la hemana de Don Justo a Ortega y Murillo. 

Pese a su grave estado de salud, Don Justo Rodríguez no goza de libertad plena, solo le suspendieron la pena de cárcel impuesta, aclaró la abogada defensora de presos políticos Yonarqui Martínez.  Don Justo fue condenado a 4 años de cárcel por supuesta "obstrucción de funciones" de la policía sandinista.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ