“Lady Vulgaraza” convierte su casa en un comedor infantil

La activista transgénero Karelia de la Vega conocida como “Lady Vulgaraza” convirtió su humilde vivienda en un comedor infantil que beneficia a unos 150 niños de la comarca Pochocuape en el distrito III de Managua.

En un reportaje especial, la Voz de América informó que De la Vega entrega alimentos a los menores de edad que habitan en uno de los sectores más pobres de la capital.

“La algarabía de los niños eso es algo que satisface el corazón de las personas que estamos ayudando y que estamos haciendo esta labor tan bellísima, empezamos con 50 niños y ahora contamos con más de 150 niños y aparte de eso estamos ayudando a los ancianos, adultos mayores”, expresó “Lady Vulgaraza” a la VOA.

La activista manifestó que esta acción le recuerda su infancia en la que enfrentó muchas dificultades, por eso tomó la iniciativa de regalar almuerzo a los infantes los días lunes, miércoles y viernes. 

“En mi infancia tuve etapas en que no comía, pero ahora parte de la ganancia que obtengo de mi venta de turrones la destino para comprar arroz, frijoles y maíz, los principales granos básicos que hacen posible la merienda de los niños”, dice Karelia.

LEER MÁS: Periodista promueve en Nicaragua terapia relajante con "baños de bosque"

En esta labor social, la influencer “Lady Vulgaraza” aseguró que cuenta con el respaldo de sus seguidores en redes sociales, pues son quienes aportan más recursos para hacer posible un plato de comida para 150 niños.

“Uso mis plataformas YouTube, Facebook e Instagram, las utilizo para buscar el patrocinio de la comida”, sostiene Karelia.

Rosa Elena Moraga, una de las beneficiadas contó que cinco de sus nietos reciben alimentos del comedor infantil “hace unos meses me di cuenta que daban alimento y la gente se va dando cuenta y va ingresando”.

Juana Ampié, otra de las beneficiadas, contó que sus nietos esperan con ansias los lunes, miércoles y viernes.

“Yo me siento dichosa porque ellos están esperanzado me dicen, abuela, dice Javier que dentro de una hora va estar la comida. Hay niños que tienen padres que no tiene posibilidad de darles y otros almuerzan tarde”, cuenta contenta la mujer.

La activista transgénero contó a la VOA que tiene un sueño y es adquirir una pequeña propiedad para montar el comedor infantil.

“Un terreno donde podamos hacer un comedor, pongamos mesa y los niños pueden llegar ya sea al almuerzo o la cena”, manifestó Lady, quien agregó que apelará la solidaridad que caracteriza a la sociedad nicaragüense.

LEER MÁS: Estados Unidos no tolerará amenazas a la democracia de Nicaragua

Los alimentos que reciben los niños representa un alivio para sus familias, Nicaragua sigue siendo el país más pobre de América, según el Banco Mundial.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ