Monseñor Carlos Avilés: nos persiguen por denunciar la falta de institucionalidad, la falta de justicia y violación a DDHH

VOA Noticias

"La Iglesia en Nicaragua es una de las más perseguidas por el régimen del sandinismo, que no pedona su rol en abril del 2018 donde murieron más de 300 personas (...) Ortega sigue llamando a la iglesia de "golpista" así introdujo la televisora alemana Deutsche Welle (DW) la entrevista que le realizaron a Monseñor Carlos Avilés, Vicario General de la Arquidiócesis de Managua.

Monseñor Avilés denunció el estado policial y paramilitar que mantiene el régimen de Daniel Ortega desde hace 33 meses como producto de la cruenta represión de abril del 2018 "y se trata de intimidar a la iglesia para que no hablemos, no digamos nada de lo que está pasando" dijo.

Sobre Daniel Ortega expresó que "es un Presidente mayor de edad, que tenga miedo no creo, pero sí le incomoda que hablemos de justicia, que digamos la verdad, que hablemos de caridad, que hablemos de derechos humanos" y agregó "no le gusta la justicia porque desde 2018 para acá hay prisioneros, represión, muertos, él está haciendo su labor, enfrentando y queriendo destruir la imagne de la Iglesia frente al pueblo".

Alertó que en Nicaragua "no hay justicia" todas las instituciones están cooptadas por Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes son los que dan las órdenes a los otros poderes del Estado e instituciones, y citó como ejemplo la centralización que mantienen Ortega y Murillo sobre el sistema judicial, la policía, el Ejército "todo está sometido a ellos, hay falta de institucionalidad, falta de respeto a los derehcos humanos".

                                                 

"Aquí si se les ocurre hacerme una acusación a mí, no hay ningún tribunal del mudno que impida que me arresten y me lleven preso, aquí no hay justicia, aquí el sistema judicial todito está parcializado, solo reciben la orden de arriba del gobierno, si les dicen sí o no, arréstenlo o no arréstenlo, condena o no condena, eso es lo que existe en el país desgraciadamente, y esa es la desesperación en nuestra patria"  por lo que insistió en que es necesaria la presencia de organizaciones internacionales como la OEA y Naciones Unidas para que "digan quien es culpable de los crímenes".

Según Avilés "no hay ninguna comunicación con el gobierno" ni con instituciones ni funcionarios porque éstos tienen que perdir permiso y preguntar qué pueden decir, ante una solicitud que haga el clero.

Leer más: Contienda electoral "plagada de inhibiciones" sería un fracaso considera Bosco Matamoros

El vicario general de la arquidiócesis de Managua, destacó la labor pastoral de sacerdotes que en medio de la represión han sido torturados "a un sacerdote en la zona de masaya le metieron un fusil en la boca, lo golpearon en las costillas, lo torturaron, sin embargo ningún sacerdote se ha movido de su lugar, todos están en las parroquias, estamos haciendo lo que podemos" recordó Avilés sobre los sucesos en el 2018. 

Lamentó que las amenazas continúan hacia los sacerdotes, quienes hasta sufren depresión, tensión nerviosa, por la gran tensión que tienen encima ante las amenazas.

Siga leyendo: “Un pueblo pobre y creyente es más fuerte que la violencia y la injusticia de cualquier gobernante”, expresó Báez

Sobre los presos políticos, mantienen aún las esperanzas que los liberen, pero está claro que el régimen los "usa como moneda de cambio". 

"El gobierno quiere aparentar que todo está tranquilo, que es un país en edesarrollo, que todo está bien, que todo está tranquilo, que no hay problemas, que  aqui no hay nadie que reclame nada, toda una imagen falsa de lo que está pasando en el país" argumentó Monseñor Avilés.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ