Aglomeraciones crean condiciones idóneas frente a la posible aparición de nueva cepa COVID-19 en Nicaragua

Tras las festividades de navidad y año nuevo, el epidemiólogo Leonel Argüello lamentó las aglomeraciones de ciudadanos en los diferentes balnearios y centros recreativos que evidenció que la población no acató las medidas de prevención frente a la propagación de una nueva cepa de SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19, que hasta el momento se desconoce si está o no presente en Nicaragua por la falta de vigilancia epidemiológica.

Según Argüello, la falta de medidas de prevención se debe a que el régimen sandinista envía un mensaje “fuerte” que la situación es “normal” y que el virus COVID-19 está “controlado”.

“Todas estas aglomeraciones de gente lo que están haciendo es creando las condiciones idóneas para que el virus se multiplique de una forma irresponsable, no deberíamos de hacer eso, una cosa es que vos vayas a la playa pero promoviendo la distancia, usando cubrebocas, la economía no tienen que caerse si estás tomando todas las medidas de prevención. Una persona que se enferme es un ingreso menos en una familia, una persona que fallezca es un impacto enorme no solamente desde el punto de vista emocional”, expresó Argüello.

LEER MÁS: Médicos preocupados por desborde de gente en playas, mercados y plazas sin protección ante covid-19

“Cantos de sirena”

En una entrevista en Acción 10, el especialista expresó que la población está esperando que la segunda ola de COVID-19 ocurra exactamente igual a la primera ola en la que se observaron entierros express y familiares de pacientes protagonizando largas filas en las afueras de los hospitales para preguntar por sus seres queridos, pero esto no tendrá el mismo comportamiento.

LEER MÁS: Playas y centros turísticos abarrotados en Nicaragua, pese a nuevos casos de covid-19

“La primera hora fue el fracaso de no tomar las medidas de prevención y ahora que estamos en la segunda ola, es lo mismo, el fracaso de no tomar las medidas de prevención, la gente tiene una percepción equivocada, el virus te puede enfermar, el virus te puede complicar y te puede matar, el virus va dejar en un 35% de las personas complicaciones y daños permanentes que van a disminuir su calidad de vida y van a disminuir los años de vida”, manifestó.

El médico advirtió que la segunda ola de propagación será más grande que la primera debido a que la población relajó las medidas y se dejó llevar por los “cantos de sirenas”.

“Hay que quedarse en casa cuando no es necesario salir, estas aglomeraciones van a hacer que esta segunda ola sea más grande de lo que ya viene porque desde noviembre estamos observando un incremento en la mortalidad por neumonía, se está observando un aumento en el número de pacientes. En las manos de la gente está la posibilidad que esta epidemia sea menor y que esta segunda ola nos golpee menos, pero nuevamente se relajaron las medidas producto de los cantos de sirenas, falso que el virus no está circulando, estamos exponiendo a nuestra gente no solamente a que se enferme y se muera, sino que queden con daños permanentes”, señaló el especialista.

¿Minsa busca la nueva cepa SARS-CoV-2?

Ante este escenario de propagación del COVID-19 se suma el riesgo de la nueva variante SARS-CoV-2 que se propaga con mayor facilidad, por lo cual se necesita que la gente acate religiosamente las precauciones como el distanciamiento social, el uso de las mascarillas, la higiene de las manos y una mejor ventilación.

Al respecto, el epidemiólogo Argüello indicó que es “bastante probable” que la nueva cepa llegue a Nicaragua debido a que el virus se está adaptando al medio ambiente y ya se reportan casos en países latinoamericanos.

“Es bastante probable, por una razón sencilla, los virus tiene que estar cambiando su forma si este año son redondos, el próximo año cambia la forma saca una antenitas y eso hace que en el caso de la influenza que es lo que más conocemos todos los años tengamos que inmunizarnos con una vacuna diferente diferente, estos últimos cambios fueron en un periodo muy corto de tiempo y hubo 22 cambios, es una nueva cepa mucho más transmisible”, refirió.

Según el experto, el Ministerio de Salud (MINSA) cuenta con los equipos humanos para buscar la nueva cepa en el país, pero duda que tengan interés en llevar a cabo la investigación.

“En Nicaragua si lo buscáramos, que deberíamos de hacerlo porque si hay equipos, se llama equipo de secuenciación del genoma y hay gente capacitada para hacerlo, ya deberíamos de estar investigando ¿qué virus es el que tenemos aquí en Nicaragua? y hacer una vigilancia con regularidad que te permita identificar estas variantes del COVID-19 que es más contagiosa, no es más letal, pero se transmite a más gente, es decir entre más gente enferma más personas complicadas a más personas complicadas más fallecidos”, precisó.

Intur celebra aglomeraciones

Frente a la amenaza que representa la nueva cepa del COVID-19 a la salud de los nicaragüenses, Anasha Campbell, Codirectora de Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), celebró la aglomeración de personas en los centros turísticos del país.

Intur presentó un informe preliminar sobre las actividades desarrolladas durante el periodo de vacaciones diciembre 2020 – enero 2021, el cual reveló que más de 300 mil nicaragüenses visitaron playas, balnearios y centros administrados por el INTUR.

LEER MÁS: Unidad Médica nicaragüense critica la estrategia de "inmunidad de rebaño" usada por régimen de Daniel Ortega

“En los centros turísticos que administra el INTUR, en el periodo de 2019-2020 que no se había decretado la pandemia, tuvimos una visitación de 326,023 visitantes, a los 6 centros que administra el INTUR, en este periodo de diciembre 2020 a enero 2021, tuvimos 317,933, o sea, la diferencia es mínima, alrededor del 2%”, detalló Campbell en una entrevista transmitida por el oficialista Canal 4.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ