Inicio del año escolar sin medidas ante la covid-19 en Nicaragua, único país en región con clases presenciales

Nicaragua se prepara para el inicio de la gestión escolar 2021 sin medidas de bioseguridad y con centros educativos impactados en su estructura por los huracanes Eta y Iota.

El primer día de febrero Nicaragua iniciará el ciclo escolar 2021 y recibirá en las escuelas públicas del país a más de un 1,7 millones de estudiantes, que asistirán a las aulas pese a las advertencias de los especialistas sobre el peligro de la pandemia de COVID-19.

El Ministerio de Educación no ha informado si ajustará sus planes de estudio al contexto de la pandemia con alternativas como la educación a distancia. De hecho, Nicaragua es el único país de la región que reabrirá las aulas para que los alumnos vuelvan después de toda la irregularidad que marcó el curso 2020.

Lesbia Bermúdez, coordinadora de la independiente Unidad Sindical Magisterial, argumentó que hasta ahora los cambios en el sistema escolar para enfrentar la pandemia se han quedado en promesas.

Recuerde Leer: Nicaragua cierra año escolar sin tener en cuenta pérdida de clases por pandemia

“No vemos que están cumpliendo con mejorar los centros escolares, acondicionarlos, porque se habla que ellos deberían tomar en cuenta que ahora van a ser las clases presenciales, porque no han dicho que van a ser de otra forma, y les están pasando el estado de matrículas a los maestros, que tienen hasta 60 alumnos por aula”, señaló.

Mientras, países de la región como Costa Rica, Panamá y El Salvador, impartirán el inicio del curso escolar en modalidad mixta, es decir intercalando lecciones virtuales y presenciales para reducir el nivel de exposición.

Los expertos en salud pública en Nicaragua han advertido que es una “imprudencia” convocar a clases de manera presencial, porque no existe manera de cumplir con las medidas de contención de la enfermedad.

                                                    

Pero además, Bermúdez denunció que varios centros educativos afectados por los huracanes Eta y Iota en el Caribe Norte del país no han sido restaurados a menos de una semana de que arranque el año escolar.

Los dos huracanes impactaron en noviembre del 2020, en un intervalo de 15 días. Tanto los colegios públicos como privados fueron destinados como albergues, mientras otros simplemente quedaron seriamente dañados en su por ambos fenómenos.

Lea Más: Ministerio de educación cita a clases presenciales a 1,7 millones de estudiantes

Sin embargo, el gobierno confirmó el envío de un cuarto grupo de aulas prefabricadas para los centros educativos más afectados por los fenómenos naturales.

La vicepresidenta y primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo, calificó la medida como “la caravana del saber y del futuro” aunque para muchos es un esfuerzo insuficiente.

“Para llevar la escuela, la educación, el futuro, al sector minero, cinco centros educativos que fueron afectados por los huracanes Eta y Iota, son cuatro en Rositas y uno en Siuna”, dijo Murillo a un medio oficial.

En tanto, el Ministerio de Educación reportó que el proceso para la gestión escolar de este año se inició la semana pasada con el retorno de los docentes a los centros escolares para ambientar las aulas antes de la llegada de los estudiantes.

Además, 57.500 maestros participarán en la primera capacitación de docentes a nivel nacional dirigida a mejorar la calidad del aprendizaje en los estudiantes.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ