CANATUR pide habilitar nuevos centros para prueba COVID-19, ante aglomeraciones en MINSA

Habilitar nuevos centros públicos o privados para la realización de la prueba covid PCR solicitó la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (CANATUR), luego que se observó un incremento sustancial en la demanda de las pruebas covid requeridas para viajar al exterior.

Esta semana circularon en redes sociales imágenes en las que se aprecian largas filas sin distanciamiento físico para retirar los resultados del examen que son entregados en el Complejo Conchita Palacios del Ministerio de Salud (Minsa).

Canatur proponen que los resultados sean enviados por correo electrónico o de forma digital a cada pasajero. En el caso de los pasajeros con destino a los Estados Unidos, cuyo requerimiento es la prueba rápida y con el fin de facilitar a los turistas estadounidenses la realización de la misma, se instalen puestos médicos en el aeropuerto y se pueda hacer el test previo al check in y a un costo más bajo ya que se trata de la prueba rápida.

LEER MÁS: Largas filas, sin distanciamiento social para prueba covid-19 en Minsa valorada en 150 dólares

Al sector turístico le preocupa que la falta de medidas y facilidades acabe con cualquier posibilidad de reactivar el turismo, aún si las líneas aéreas reactivan sus operaciones, “Nos preocupa que el Conchita Palacios no tenga la capacidad para atender dicha demanda”, indican.

“Urgimos al gobierno a tomar las medidas necesarias para salvaguardar la salud de los nicaragüenses y ciudadanos de otras nacionalidades, así como también a velar con responsabilidad por el rescate de la industria turística nacional”,señalan.

“Educar con el ejemplo”

El epidemiólogo Leonel Argüello expresó que el Ministerio de Salud debería “educar con el ejemplo” debido a que las autoridades sanitarias no están siendo rigurosos con los protocolos mínimos para evitar el contagio del COVID-19 en el país.

“En cualquier actividad pública que signifique aglomeración de personas se deben cumplir con las medidas de prevención, primero, distanciamiento de al menos de 2 metros de distancia entre personas y personas, alguien controlando que se respete esa medida, segundo, que toda personas tienen que estar con mascarilla debidamente ajustada, también de haber otra persona que verifique para que no se contamine, la persona o ministerio que está a cargo de la actividad tiene que educar con el ejemplo”, manifestó a 100%Noticias.

SEGUIR LEYENDO: Compra de vacunas COVID-19 tiene que ser acompañada de un "plan nacional integral", dicen médicos

El especialista recomendó a la institución sanitaria mayor organización para evitar la concentración de ciudadanos. 

“Organizar mejor las cosas, de tal manera, que las citas no se acumulen y puedas ir con calma y dando el ejemplo, por supuesto la persona que está a cargo de la actividad siempre con su mascarilla o careta facial y que miren que esté continuamente limpiándose las manos con agua con la técnica debida y alcohol al 70%, es importantísimo que estas medidas se cumplan y ser rigurosos”, dijo Argüello.

La semana pasada, el Consejo Superior de la Empresa Privada llamó al régimen sandinista a revisar el costo de la prueba y facilitar la apertura a los hospitales y clínicas privadas.

Sin embargo, el Minsa hace “oídos sordos” de las sugerencias, al respecto, el médico Argüello considera que la “centralización” de las pruebas es una política para limitar el número de exámenes, “siempre reportaras menos casos, habrá un mayor subregistro, una falsa seguridad y no abona en nada a la prevención ni al control de la epidemia”, señaló

Complejo Conchita Palacios saturado

En redes sociales, una ciudadana se quejó por la mala atención que brinda el Minsa que se niega a permitir que los hospitales y clínicas privadas realicen la prueba del coronavirus.

“Esta es la fila para recoger los resultados para que ustedes se fijen que ahorita está peor que cuando se viene a hacer uno la prueba es para que vean hasta donde llega la fila y eso que te dicen que a las tres empieza a entregarse, la fila es interminable”, expresa la mujer.

En el video, la denunciante también se queja por los altos costos de la prueba valorada en 150 dólares, el precio más alto en centroamérica. 

“Hay que reír para no llorar, en esta situación debajo del sol ¿cuál sería la solución? mejorar las condiciones o hacer convenios con otros laboratorios para evitar toda esta aglomeración de gente, es decir no tiene lógica que estemos haciendo prueba del COVID-19 y este esta aglomeración de gente, este ministerio es una chanchada”, dice la quejosa.

Recibe las noticias más importantes directo a tu celular, únete a nuestro nuevo canal en Telegram, haz clic aquí

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ