Monseñor Silvio Báez: discursos de odio nacen de la ambición del poder, urgen líderes que hablen con la verdad

El Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez en su homilía de este domingo hizo referencia al valor que dan las palabras y a la integridad de la vida, así como la importancia que tiene el demostrar con acciones lo que de la boca sale, para que la sociedad logre acoger con mayor credibilidad y disponibilidad los discursos.

“La integridad de vida da valor a las palabras. Si vivimos lo que decimos y predicamos, los demás percibirán nuestro discurso como auténtico y acogerán nuestras palabras con mayor disponibilidad. No basta ser creyente, hay que ser también creíble. Hoy nuestra sociedad busca personas que demuestren lo que dicen con su forma de vivir. De nada sirven los discursos que cautivan por su retórica y su lenguaje rebuscado si no van acompañados por el testimonio de una vida transparente, honesta y comprometida por el bien de los demás” señaló el religioso.

Recuerde Leer: Monseñor Mata pedirá al Papa nombre a Monseñor Silvio Báez como obispo de Estelí

Asimismo, hizo referencia a Jesús quien habla con “autoridad”, no con “autoritarismo”, “quien habla con autoridad cautiva, convence, toca el corazón; quien habla con autoritarismo humilla, engaña y somete. Jesús habla con autoridad, pero no desde el poder. Jesús nunca usó el poder para imponerse, convencer o hacerse escuchar. Nuestra sociedad tiene necesidad de discursos liberados de la seducción del poder. Es fácil detectar los discursos que nacen de la ambición de poder. Son usualmente discursos de odio que descalifican y ofenden, intentan imponer la propia voluntad, pretenden controlar a las personas y engañan para someter. Las palabras dichas con autoridad moral, en cambio, dicen la verdad, infunden confianza, liberan y dignifican a las personas” expresó Báez.

                                                    

Monseñor Báez aconseja a no decir nada, si de la boca saldrán cosas malas

“Si nuestras palabras no brotan del amor a los demás, es mejor que nos callemos. Si nuestras palabras no están llenas de respeto y de estima por las personas, es mejor hacer silencio. Si nuestras palabras no van a hacer bien a los demás es mejor no hablar. Es el amor el que da valor y fuerza a las palabras. Dice San Pablo que “ya podríamos hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero si no tenemos amor, somos como metal que resuena o platillo que hace ruido” (1 Cor 13,1). Cuando nuestras palabras no brotan de un corazón que ama, hacemos daño a nuestros hermanos, estropeamos las relaciones y colaboramos a crear ambientes de sospecha y de miedo” refirió Monseñor Silvio Báez en su homilía.

No Olvide Leer: Monseñor Silvio Báez señaló que los “actos de terror” no intimidan a la iglesia en Nicaragua

El obispo Silvio Báez dice que hacen falta líderes con compasión y con solidaridad

En nuestra sociedad necesitamos discursos nuevos, sin odios ni mentiras, que se distingan no tanto por su contenido teórico o su elegancia retórica, sino porque brotan de la compasión y de la solidaridad. ¡Cuánta falta hacen líderes liberados de egoísmos, ambiciones y burocracias, que sientan el dolor de la gente y sepan escuchar! Urgen líderes que hablen al pueblo con la verdad, con afecto y con respeto y que con sus palabras generen esperanza. Urgen líderes que no solo hablen, sino que vivan dedicados a trabajar por el bien común de la sociedad sin egoísmos ni ambiciones personales” manifestó Báez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ