Maestros tocan a sus alumnos para ver si tienen fiebre al ingresar a escuelas de Nicaragua

Managua, 3 feb (EFE).- Cerca de 1,8 millones de estudiantes volvieron a las clases presenciales el pasado lunes en Nicaragua, y para saber si tienen fiebre, uno de los principales síntomas de la covid-19, los maestros los tocan con sus manos, informó este miércoles la Unidad Sindical Magisterial.

"En las escuelas públicas no hay condiciones para enfrentar la covid-19, no siempre hay agua, no han puesto termómetro, los maestros tocan a los alumnos con sus manos para ver si están calientes, y si empiezan a toser, se les orienta que los despachen a sus casas", dijo a Efe la secretaria general de la Unidad Sindical Magisterial, Lesbia Rodríguez.

Lea Más: Ministerio de educación cita a clases presenciales a 1,7 millones de estudiantes

El Ministerio de Educación inauguró el curso lectivo de 2021 con un espectáculo televisivo, en el que se observó a enfermeras recibiendo a los estudiantes en los colegios con alcohol en gel y la medición de su temperatura corporal, sin embargo, la dirigente sindical negó que esta sea la norma.

"Entendemos que el Gobierno sólo se dirigió con las medidas a algunos centros que ellos mostraron, pero a las escuelas más pobres no se les dio atención", afirmó Rodríguez.

                                               

Durante la inauguración del año escolar, el asesor presidencial para temas educativos, Salvador Vanegas, afirmó que el Ministerio de Educación estableció el lavado de manos, fumigación, limpieza, y recreos en diferentes horarios dentro de cada escuela, para reducir el riesgo de contagio del coronavirus.

Lea Además: “Lady Vulgaraza” invita a apoyar campaña regreso a clases para niños del comedor infantil

"Es difícil cuando hay 40 a 60 alumnos en una sola aula, no mejoraron los servicios higiénicos. Precisamente hoy un grupo de padres de un colegio denunció que encontraron las aulas sucias y les pidieron que compraran jabón, escobas, cloro, porque no se los garantizan", refutó la sindicalista.

En 2020, el Gobierno de Nicaragua se negó a suspender las clases presenciales luego de confirmar la presencia del nuevo coronavirus en su territorio, pese a lo cual más el 40 % de los estudiantes dejó de asistir a las escuelas, según estimó la Unidad Sindical Magisterial.

Según Rodríguez, al menos 52 maestros fallecieron tras presentar síntomas de lacovid-19 el año pasado, sin incluir las víctimas que solamente registró la oficialista Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), mientras que los datos de estudiantes muertos son desconocidos.

Hasta ahora el Ministerio de Salud ha informado de 170 muertos a causa de la pandemia, así como de 6.299 casos, datos que no son reconocidos por las Asociaciones Médicas Nicaragüenses, que reúne a la mayoría del gremio médico.

Siga leyendo: MINED implementará teleclases ante ausentismo de estudiantes en escuelas por temor al Covid-19

El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, que sí cuenta con el reconocimiento de los doctores, ha reportado 2.947 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el coronavirus, así como 12.716 casos sospechosos.

El Gobierno ha sido criticado por promover aglomeraciones en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por no haber suspendido las clases presenciales y apenas establecer restricciones.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ