Médicos llaman al Minsa a realizar campaña nacional de información para vacunación voluntaria

Tomada de El 19 Digital

El Comité Científico Multidisciplinario solicitó al Ministerio de Salud (Minsa) divulgar el plan de vacunación y promover una campaña nacional de información y educación de la necesidad de vacunarse voluntariamente. La sancionada vicepresidenta Rosario Murillo anunció que hoy arranca la vacunación voluntaria con la aplicación de las dosis Sputnik V donadas por la Federación de Rusia. 

En un comunicado, el comité señaló que es urgente vacunar a la población de mayor exposición y vulnerabilidad “coincidimos en que la vacunación debe ser voluntaria y gratuita, tal y como está normado nacionalmente y corresponde a un bien común que manifiesta la cooperación humanitaria internacional”.

Campaña nacional de información

Según los especialistas, para tomar una decisión voluntaria, la población y grupos vulnerables requieren estar debidamente informados sobre el riesgo de enfermar o morir por COVID-19, por eso recomiendan realizar una campaña nacional de información y educación.

LEER MÁS: Médicos celebran el arribo de vacunas contra la covid-19 a Nicaragua y piden más información

“Acerca de la seguridad y eficacia de la vacuna, su beneficio en protección de su salud y de quienes le rodean, las reacciones secundarias y el acceso a la atención médica al momento de la vacunación y posteriormente en caso de ser necesario. La divulgación de la información basada en la ciencia es responsabilidad del gobierno, para que la población asuma de manera consciente, autodeterminada y responsable su autoprotección”, señalan.

Programa de vacunación

Respecto al programa de vacunación, el Comité Científico Multidisciplinario expuso que el programa de inmunización no puede basarse en el programa de atención a enfermedades crónicas porque tiene limitaciones en su cobertura y continuidad.

“Datos mostrados en el mapa de salud del MINSA sugieren que el programa de atención a enfermedades crónicas ha mantenido entre 2017 a 2019 una cobertura no mayor a un 60% (444 mil) de las personas censadas en el año 2020 (622,162). Esto significa que no se puede basar un programa de vacunación urgente tan solo en un programa con limitaciones en su cobertura y continuidad, sino que se deben aprovechar todas las estrategias y oportunidades de acceso rápido a la vacuna, tomando en cuenta que esta población debe ser priorizada y ofrecerles la vacuna de primero junto con los trabajadores de la salud”, indican.

Los especialistas recomendaron un programa de vacunación “proactiva” que incluye diversas estrategias “La experiencia internacional de vacunación anti-COVID19 recomienda organizar el programa de vacunación basado en oferta proactiva, que utiliza diversas estrategias de accesibilidad para cubrir de manera urgente a los grupos más vulnerables, a efecto de lograr en la menor brevedad de tiempo la mayor cobertura poblacional, además de asegurar que no se pierda ninguna dosis”.

SEGUIR LEYENDO: Nicaragua recibirá en los próximos días 135 mil dosis de la vacuna AstraZeneca

Esta oferta debe ser proactiva, no pasiva, sin esperar que los pacientes lleguen, de lo contrario, esto atentaría contra la cobertura rápida que se desea alcanzar “Consideramos crucial en la calidad de la gestión pública, que se asegure la disponibilidad permanente de información completa e integral, que informe públicamente la disponibilidad de dosis de vacuna, el avance gradual en la aplicación de primeras y segundas dosis, con desagregación de la información”, señalan.

El grupo de expertos llamó al Minsa a divulgar el plan de vacunación con un claro cronograma de cobertura progresiva de los diferentes grupos de población según su grado de exposición al riesgo y vulnerabilidad “divulgar de manera amplia y transparente las características de las vacunas disponibles, de forma que toda la población gane confianza y tranquilidad acerca de la vacunación anti COVID-19 y espere su cita”. 

Recomendaciones manejo vacunas

Estas son: 
● Asegurar la cadena de frío para garantizar que la vacuna sea eficaz y manejarlas según protocolos del MINSA. 
● Organizar a la población beneficiaria, haciendo público los criterios de selección por exposición y vulnerabilidad, para que se cite de forma escalonada, disminuyendo el riesgo de contagios por aglomeración. 
● Establecer puestos de vacunación exclusivos para la vacuna anti COVID-19, dentro de las comunidades, con suficiente espacio y ventilación, guardando todas las medidas de prevención contra el contagio, apoyándose en brigadistas de salud, las clínicas privadas y sin fines de lucro que actualmente atienden personas con la COVID-19. 
● Convocatoria a las Empresas médicas previsionales y otros segmentos del subsector privado de salud que atienden personas con enfermedades crónicas y de la tercera edad, a participar en la convocatoria, educación y aplicación de la vacuna en espacios seguros y libres de contagio. 
● Las empresas e instituciones, las asociaciones de personas con enfermedades crónicas y otros deben identificar y facilitar que las personas con enfermedades crónicas, discapacidades y mayores de 60 años puedan acudir a los lugares de vacunación, para lo cual deberían establecerse canales de comunicación y coordinación con el MINSA. 
● Dado que el personal de salud de primera línea es prioritario en la vacunación anti-COVID19, debe establecerse un plan con cronograma para cubrir las unidades del sistema público, previsional, privado lucrativo y no lucrativo, pequeño y grande.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ