Fanor Ramos, el ex policía que se negó a ser paramilitar en el 2018

Fanor Alejandro Ramos, actual preso político de 48 años de edad, es padre de tres hijos, antes de ser detenido estuvo 25 años al servicio policial de Nicaragua. Fue oficial de brigada especial y exjefe de la tercera sección del departamento de tácticas y armas policiales de instrucción de rescate de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, DOEP, reconocido por su especialidad de francotirador y le dieron "baja por falta de idoneidad" en el 2010, pero en el 2018 la policía sandinista pretendió reclutarlo para reprimir y prefirió exiliarse en Costa Rica con su familia, según explicó a medios nacionales su abogado  Samuel Chavarría. 

Ramos regresa del exilio en el 2019 y en diciembre de ese mismo año lo capturan y acusan por delitos comunes. 

Lea Además: La historia del Preso Político Richard Saavedra, quien se negó a trabajar con los CPC de su barrio

El ahora preso político Fanor Ramos era Profesor de tiro y seguridad, francotirador, escolta y fundador del Departamento de Tácticas y Armas Policiales de Intervención y Rescate TAPIR, según confirmaron familiares a 100% Noticias.

Las represalias en contra del Ramos iniciaron desde 2010 según narra uno de sus familiares, quien recordó el momento cuando el jefe de los antimotines Justo Pastor Urbina fue ascendido a Comisionado General e interpeló a Ramos para decirle que las cosas se iban hacer a su modo. Ramos respondió que "si era con profesionalismo obviamente lo haría y Justo Pastor Urbina le dijo que él era sandinista a lo cual él contestó que también lo era pero que dentro de la policía él era apolítico. En febrero 2010 querían hacer pasar a Fanor Ramos como narco, pero obviamente era otro el trasfondo. Desde ese entonces la casa fue asediada y vigilada por gente afín al gobierno” explicó el familiar del preso político.

Lea Además: Se negó a ser informante de la Policía y lo detuvieron, la historia del preso político Marvin Castellón

Las viviendas de Fanor y esposa fueron allanadas en varias ocasiones, pese a que ya no estaba en la policía, pues logró conseguir empleo como Gerente en una empresa de seguridad y luego en otra de Viajes. La persecución hacia Ramos llegaba hasta su puesto de trabajo, a tal punto que lo llegaban a sacar de su oficina, lo custodiaban a su casa, cada vez que el dictador Daniel Ortega tenía una actividad pública. Aún sus familiares no entienden por qué lo trataban así, si Ramos no representaba ningún riesgo para la seguridad nacional.

“Sus casas fueran allanadas e incluso le quitaron una la cual fue entregada por la propia comisionada Aminta Granera por orden presidencial” aseguró bajo anonimato un familiar. 

Al preso político Fanor Ramos lo acusaron de almacenamiento de droga, y lo vinculan al caso del señor Sergio Meléndez a quien según la policía le ocuparon 368 kilos de cocaína en una vivienda en la comarca los Cedros de Managua. La policía detiene a Ramos en el kilómetro 45 de la carretera vieja a León cuando conducía su camioneta, "obviamente no estaba en la casa de Sergio Meléndez, ni tiene nada que ver con los hechos. A él no le encontraron droga ni armas y lo incluyeron en el caso", dijo a los medios nacionales el defensor de Ramos.

Fanor Ramos fue condenado a 8 años de prisión y a pagar una multa de 34,000 córdobas, fue beneficiado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con medidas cautelares, y dentro de prisión se contagió de Covid-19, es Hipertenso, Diabético, y padece de Ciatalgia y lumbalgia, por lo que necesita un cóctel de medicamentos fuertes para medio controlar su dolor.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ