Ejército devuelve a más de 500 indocumentados a Costa Rica

Alrededor de 528 indocumentados fueron devueltos a Costa Rica por el Ejército de Nicaragua, los que según información publicada en las redes sociales de la institución castrense, son originarios de distintos países, y habían ingresado a Nicaragua de forma irregular desde la vecina del sur.

En dicha información señalan que los migrantes provenían de países de África, Asia, América del Sur, el Caribe, Centroamérica y Europa, y fueron devueltos entre el 10 y el 30 de marzo tras ingresar a Nicaragua "por pasos no habilitados” (puntos ciegos) de la frontera costarricense.

Lea Además: Ejército de Nicaragua "están pegados, no son neutrales", señalamientos de EEUU son más evidentes

"Los migrantes ilegales fueron rechazados hacia el país de procedencia (Costa Rica)” mediante un operativo en el que participaron miembros del Destacamento Militar Sur y el Cuarto Comando Militar Regional, señaló la publicación, asegura el Ejército en un comunicado.

                                              

La frontera sur de Nicaragua es paso frecuente de personas que utilizan el territorio de Centroamérica como "puente” para cruzar clandestinamente hacia México y Estados Unidos, por no tener permisos legales de ingreso.

La institución que recientemente aparece en un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos acusado de arrestos arbitrarios en contra de opositores manifestó que entre el 1 de enero y el 10 de marzo pasado, soldados de la institución detuvieron y expulsaron a 1.166 extranjeros.

Lea Más: EE.UU. señala a Ejército de Nicaragua en arrestos arbitrarios a opositores

La información manifiesta que los operativos de retención de migrantes son parte de la estrategia conocida como "Muro de contención”, mediante la cual el Ejército intercepta a personas involucradas en el narcotráfico y el crimen organizado.

A inicios de marzo pasado, las autoridades nicaragüenses reportaron el hallazgo de seis migrantes africanos muertos, al parecer por deshidratación, en el sector del Cayo Las Palomas, en Bluefields, Caribe Sur.

                                              

En 2016, miles de cubanos, africanos y haitianos se reunieron en la frontera con Costa Rica con el objetivo de cruzar hacia Nicaragua. La negativa del régimen de Daniel Ortega de permitirles el paso provocó que quedaran varados durante varias semanas en la zona norte costarricense.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ