Rostros desfigurados, así tilda Rosario Murillo a opositores tras Semana Santa

Tomada de El 19 Digital

La sancionada vicepresidenta Rosario Murillo, quien un día reseña la homilía del Papa Francisco y otro día se llena la boca con versículos bíblicos de “amor al prójimo”; hoy continuó su discurso de odio contra la oposición nicaragüense a la que tildó de “rostros desfigurados”, tras un largo silencio por Semana Santa.

“Construir el porvenir venciendo la pobreza, lo estábamos haciendo muy bien hasta que irrumpió la oscurana, hasta que quisieron humillarnos, hasta que quisieron arrebatarnos la paz, tantas heridas viejas y nuevas, tanto atraco, tanto asalto a la vida de las personas, de las familias, de las comunidades, tanto odio que vimos en unos cuantos rostros desfigurados por malos sentimientos, tanto que vimos, tanto que pudimos porque vencimos ese odio, es cómo vencer la muerte, es resurgir, el renacimiento, resurrección”, manifestó Murillo.

LEER MÁS: Daniel Ortega y su esposa dominan un sistema autoritario en Nicaragua, según EE.UU.

En su intervención, la vicepresidenta aseguró que “merecen” vivir con respeto y dignidad “el derecho del pueblo nicaragüense a vivir con respeto, a vivir con dignidad, y a vivir avanzando, negando la pobreza por qué debemos llegar a un punto en que neguemos la pobreza”.

Rosario Murillo es el rostro y la voz del régimen de su marido, Daniel Ortega. Desde el 2017, Murillo es la vicepresidente de Nicaragua. Las violaciones de derechos humanos han sido uno de los principales reclamos de la comunidad internacional hacia Ortega desde el levantamiento masivo contra su gobierno en 2018, que dejó al menos 328 muertos, según la CIDH.

SEGUIR LEYENDO: Autores de operación limpieza y ejecuciones extrajudiciales serán sancionados con Ley Renacer

Pese a los reclamos, Ortega espera ser reelegido una vez más en los comicios de noviembre próximo, cuyo proceso ha despertado dudas en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

La última vez que Nicaragua vivió una crisis similar fue entre 1980 y 1990, también con Ortega como presidente.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ