Fanáticos sandinistas se lanzan contra presidenta de CENIDH por vacunarse contra COVID-19

Fanáticos sandinistas se lanzaron contra la presidenta del confiscado Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez de Escorcia, por recibir la vacuna contra el COVID-19, pese a que es un derecho ciudadano que el Estado de Nicaragua garantice el acceso a la salud sin distinción política. 

En páginas sandinistas en facebook viralizaron la fotografía de Núñez bajo la descripción “Que represión, represión más reprimida. Aunque nos vuelven v.. a nuestra hermana nicaragüense Vilma Núñez de Escocia, quien se vacunó voluntariamente contra el COVID-19. FSLN BUEN GOBIERNO”

LEER MÁS: Minsa aplicará el 50% de las vacunas contra la covid disponibles en Nicaragua

Pese a que los fanáticos sandinistas “venden” la idea que “todo” se debe al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, lo cierto, es que las dosis contra el coronavirus fueron donadas por la India y por países desarrollados a través del sistema Covax que promovió la Organización Mundial de la OMS/OPS.

Según el Ministerio de Salud (MINSA), la covid-19 ha matado a 178 personas y otros 6.697 casos han sido confirmados desde que fue declarada la pandemia. Las asociaciones médicas rechazan dichas estadísticas. Hasta el momento se desconoce cuántas personas han sido inmunizadas contra el coronavirus.

Por su parte, el Observatorio Ciudadano Covid-19, que sí goza del respaldo de los médicos, ha reportado 3.014 muertes por neumonía y otros síntomas relacionados con la pandemia, con 13.312 casos que clasifica como "sospechosos" debido a las restricciones estatales de las pruebas PCR.

SEGUIR LEYENDO: Minsa registra 179 muertes por la covid-19 y 6.747 casos de coronavirus

El manejo de la covid-19 en Nicaragua ha sido criticado por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a la falta de restricciones contra la pandemia, la promoción de aglomeraciones, pocas medidas de prevención social, así como la escasa y confusa información sobre el tema.

Daniel Ortega se declaró en contra de la campaña "Quédate en casa" porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído desde el 2018 y que es mayoritariamente informal.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ